La policía de Nueva York mata al asaltante de una sinagoga

Las autoridades creen que el fallecido padecía alguna enfermedad mental y podía haber actuado bajo la influencia de drogas

La policía de Nueva York tuvo que hacer frente la madrugada de este martes a una situación violenta en una sinagoga en el barrio de Brooklyn, después de que un individuo diera una cuchillada a un estudiante que se encontraba en el interior del templo. Los agentes que acudieron al centro religioso abatieron al atacante tras repetirle en varias ocasiones que soltara el arma.

Vídeo del ataque en la sinagoga de Nueva York / YOUTUBE

El incidente tuvo lugar en un momento muy sensible en la ciudad, en plenas protestas por el caso de Eric Garner, que murió en julio tras ser estrangulado por un policía mientras era arrestado en Staten Island. Iba desarmado. Un gran jurado decidió la semana pasada no presentar cargos contra el agente. Como entonces, hay un vídeo que grabó lo sucedido.

Esta vez, sin embargo, la toma captada con un móvil deja poco margen de duda sobre lo sucedido en el enfrentamiento entre los agentes y el intruso, identificado como Calvin Peters. “Tíralo, simplemente tíralo”, se escucha decir al oficial. Después, tras soltar el cuchillo, le pide que levante las manos. Al principio, Peters parece responder a las órdenes y se separa del arma.

Pero volvió a coger el cuchillo y empezó a correr hacia los agentes preguntándoles si le iban a arrestar. En ese momento se escucha un disparo, que salió de la pistola de uno de los tres agentes que intervinieron. Los policías le pidieron acto seguido que no se moviera y que se mantuviera en el suelo mientras le esposaban. De ahí, herido en el torso, fue llevado al hospital, donde falleció.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
“Tíralo, simplemente tíralo”, se escucha decir al oficial. Pero volvió a coger el cuchillo y empezó a correr hacia los agentes

El alcalde de Nueva York, Bill de Blasio, emitió un comunicado reconociendo la labor de los agentes. “Respondieron rápido a una situación tensa y peligrosa”, indicó el demócrata, “se evitó que más gente pudiera haber sido herida o algo peor”. De Blasio acaba de anunciar un plan para que los agentes lleven cámaras.

El joven que sufrió el asalto es identificado como Levi Rosenblat. El estudiante de Israel fue trasladado también a un centro hospitalario por un corte en la cabeza. La policía está intentando ahora juntar las piezas para dar sentido a lo sucedido en la sede del movimiento Chabad-Lubavitch. Lo único que se deja claro en este momento es que se trata de un “incidente aislado”.

El asaltante es un individuo de raza negra, de 49 años de edad, bien conocido por la policía. Se le considera un perturbado mental, que podría haber actuado además bajo la influencia del consumo de drogas. El ataque recuerda a otro similar que otro adulto con problemas emocionales protagonizó hace un mes en plena calle, al amenazar con un hacha a unos policías. También fue abatido.

La presencia policial en las sinagogas es permanente por toda Nueva York, lo que explica la rapidez con la que respondieron los agentes. Los portavoces de este movimiento aseguran que el asaltante gritó varias veces “muerte a los judíos”. Peters ya fue visto por la sinagoga la noche previa al incidente. Como medida de precaución, se han reforzado la seguridad en los templos.

Regístrate gratis para seguir leyendo

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS