Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El Rey llama en Veracruz a “trabajar juntos hasta donde sea posible”

Don Felipe reconoce que los países iberoamericanos “no siempre coinciden en los mismos objetivos”

El Rey Felipe VI acompañado por los presidentes de Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Chile, Andorra y España.
El Rey Felipe VI acompañado por los presidentes de Perú, Ecuador, Colombia, Costa Rica, Chile, Andorra y España. EFE

Felipe VI ha llamado hoy a los mandatarios iberoamericanos a “trabajar juntos” para llegar “hasta donde sea posible” en la búsqueda de metas comunes, a pesar de sus diferencias. En la primera sesión de la Cumbre Iberoamericana que se celebra en Veracruz (México), el Rey ha reconocido la diversidad de los 22 países que forman esta comunidad, a la que se ha referido como “una familia en la que conviven sensibilidades diferentes”, admitiendo que no siempre coinciden “en los mismos objetivos concretos y específicos, por motivos diversos”, y que ni siquiera todos pertenecen “a la misma área geopolítica”. Pero esta diversidad, ha subrayado, no tiene por qué ser negativa, si “con visión e inteligencia, con realismo y pragmatismo”, saben sacar “el mejor partido” a sus afinidades, especialmente en campos como el de la educación y la cultura. “Solo así el sistema iberoamericano podrá servir plenamente a cada uno de sus miembros, al conjunto de los países que lo integran y al resto de la comunidad internacional”, ha subrayado.

Felipe VI ha subrayado que nunca como ahora han sido tan intensos los intercambios económicos

Por deferencia del anfitrión, el presidente mexicano Enrique Peña Nieto, el Rey ha sido el primero en tomar la palabra ante el plenario de mandatarios, en el que ha habido notables ausencias, como los presidentes de Brasil, Argentina, Venezuela, Nicaragua y Cuba. Don Felipe, que se ha estrenado en esta cumbre, ha empezado recordando a su padre, el rey Juan Carlos, impulsor de la comunidad iberoamericana desde su nacimiento, en Guadalajara (México) en 1991, y ha considerado “un honor y un privilegio” continuar su tarea.

Ataviado con la tradicional guayabera caribeña, como los demás jefes de Estado y Gobierno, don Felipe ha pronunciado unas palabras en portugués, el otro idioma oficial de la cumbre, y ha reiterado el compromiso de España, “que nunca ha regateado esfuerzos para proyectar el potencial de Iberoamérica en todo el mundo”.

Tras insistir en que las relaciones entre los países iberoamericanos tienen “una intensidad familiar cargada muchas veces de la emoción que genera lo querido y lo cercano”, ha subrayado que nunca como ahora han sido tan intensos los intercambios económicos ni los lazos humanos generados por la emigración y el turismo.”Iberoamérica unida tiene mucho que ofrecer al mundo y a la humanidad, aportando su visión y energía en la construcción de un mundo mejor”, ha insistido.