Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
JANE ADAM / Experta de la Sociedad Europea de Radiología

“Hay riesgo de que se estén haciendo demasiadas pruebas”

La experta británica alerta de que los test médicos no son inocuos

Experta en seguridad del paciente y calidad de la atención sanitaria, la radióloga Jane Adam alerta de que las pruebas que implican radiación no son inocuas. Miembro de la Sociedad Europea de Radiología y consejera del Instituto Nacional para la Atención Sanitaria Excelente (NICE), una institución de referencia, Adam urge en el Congreso Europeo de Seguridad del Paciente y Calidad de la Asistencia, celebrado en Roma, a que se pongan en marcha políticas y estándares comunes en toda la UE, para que solo se indiquen aquellas que están justificadas.

Pregunta. ¿Qué problemas de seguridad del paciente se dan en la especialidad de radiología?

Respuesta. Hay djversos, por ejemplo que los pacientes se hagan resonancias magnéticas con metal, o que sean alérgicos a los agentes de contraste que se inyectan para los escáneres. Pero estamos empezando a centrarnos en un objetivo primordial: que los pacientes no se expongan a más radiación de la que necesitan, porque a largo plazo esto puede provocar problemas, existe el riesgo de que causen cáncer, por ejemplo.

P. ¿Cuál es el papel de los profesionales sanitarios en la seguridad?

R. La Sociedad Europea de Radiología ha puesto en marcha la campaña Eurosafe para concienciar sobre este problema y promover mejores prácticas. Debemos asegurarnos de que la radiación que se aplica es necesaria para el beneficio del paciente, pero también que la dosis se reduzca al mínimo. El principal problema es la Tomografía Computerizada, ya que es una prueba que proporciona tanta información que hay riesgo de que se use en exceso.

P. ¿Qué políticas hacen falta para mejorar?

R. Necesitamos buenos protocolos en todos los hospitales y clínicas, que aseguren que cada vez que se indica una prueba de tomografía computerizada o de rayos x se necesita realmente, y que no puede ser remplazada por otro tipo de prueba que no emplee radiación; es decir hay que garantizar que la prueba está justificada. También necesitamos asegurarnos de que los radiólogos y el personal use los escáneres al a mínima dosis que permita obtener imágenes de calidad.

P. ¿Cree que los pacientes saben que las pruebas  no son inocuas?

R. Los pacientes deben ser conscientes de cuántas pruebas que implican radiación se han hecho. Además tienen que preguntar a los profesionales médicos si la información y la investigación que aportarán esos test es realmente necesaria. No recomendaría que las personas se hagan un escáner solo por un chequeo si no existen factores de riesgo y no hay síntomas de que la prueba va a aportar un beneficio claro en su caso.

P. ¿Cree que se están indicando pruebas en exceso?

R. Hay grandes variaciones dentro de la Unión Europea en cuanto al número de pruebas que se recetan, así que es muy difícil de decir cuál es la cantidad adecuada. Pero hay que decir que si no somos cuidadosos existe el riesgo de que los pacientes se sometan a demasiadas pruebas.

P. ¿Está la crisis afectando también a la seguridad del paciente?

R. Los equipos son muy caros y cuando los presupuestos disponibles son pequeños existe la tentación de seguir utilizando las máquinas más antiguas. Y estas no solo ofrecen imágenes peores que las más modernas; además a menudo aportan más dosis de radiación.