Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

No pague dinero a nadie (todavía) para acogerse a las medidas de Obama

Instituciones y abogados advierten a los inmigrantes de que intentarán estafarles con los trámites de la nueva amnistía

Celebración por las medidas de Obama, el pasado jueves ante la Casa Blanca. Ampliar foto
Celebración por las medidas de Obama, el pasado jueves ante la Casa Blanca. AP

Las medidas para regularizar a inmigrantes indocumentados anunciadas por el presidente Barack Obama el pasado jueves no deberían costarle ni un dólar a nadie, al menos por ahora. Nadie puede ayudarle a procesar su solicitud, sencillamente porque esta no existe todavía y es probable que no exista hasta abril. Si alguien trata de cobrarle estos días por hacer la solicitud o por ponerle el primero en la fila, está mintiendo. Varias organizaciones de ayuda legal a inmigrantes, el Consulado de México en Los Ángeles y el propio Ayuntamiento de Los Ángeles pidieron el lunes a los inmigrantes indocumentados que tengan prudencia ante los intentos de fraude que seguro se van a producir. Además, pidieron que cualquier intento de abuso por parte de abogados o notarios sea denunciado a las autoridades.

“Ya está empezando el fraude”, dijo la responsable de Inmigración del Ayuntamiento de Los Ángeles, Linda López, durante una rueda de prensa en el Consulado General de México en la ciudad. López recordó que nadie puede ayudar a los inmigrantes a rellenar ninguna solicitud en el Servicio de Inmigración (USCIS) sencillamente porque no existe todavía. López aseguró que su departamento ya tiene noticia de algunos intentos de fraude. Alertó especialmente contra las notarías que proliferan en los barrios latinos de la ciudad. “En Latinoamérica un notario equivale a un abogado, pero aquí no", recordó López. Su departamento se propone elaborar una lista de “organizaciones de confianza” a las que acudir para buscar ayuda con el proceso.

El fraude ya está empezando

Linda López, responsable de Inmigración del Ayuntamiento de Los Ángeles

Con todo, lo más grave no sería que le quitaran el dinero. “Una persona que califica, mal asesorada, puede acabar deportada”, dijo el cónsul general de México en Los Ángeles, Carlos Sada. Por eso el Consulado pidió a todos aquellos que crean que están en uno de los supuestos de regularización temporal que acudan a sus oficinas o a alguna asociación de ayuda legal gratuita, para revisar bien su caso antes de dar ningún paso.

“Muchos, con la emoción de la noticia, en seguida contactan con gente que les dice que les puede ayudar”, explicó Silvia Marín, presidenta de la Confederación de Federaciones Mexicanas (Cofem). Marín puso el ejemplo del programa Daca (para evitar la deportación de menores inmigrantes, los llamados dreamers). “Hubo jóvenes a los que les cobraron 4.000 dólares por hacer la solicitud para Daca cuando nosotros lo hacíamos gratis”.

El presidente de la organización Legal Counsel animó a denunciar a los abogados que traten de abusar de los indocumentados

“El problema del fraude va a ser muy intenso”, dijo Hernán Vera, presidente de la organización Public Counsel, que ofrece ayuda legal a inmigrantes. Vera animó a denunciar a aquellos abogados que traten de cobrar por servicios inexistentes o cantidades abusivas. “Mis colegas del Colegio de Abogados de California están pendientes. Queremos saber qué abogados toman dinero, sabemos que ya están empezando a hacerlo”. Vera identificó por el momento dos tipos de fraude. Primero, el abogado que dice “yo tengo acceso especial”. Y segundo, el que intenta meter prisa al inmigrante para “porque si no se va a quedar al final de la cola”.

Por ejemplo, durante el programa Daca, la solicitud ante el Gobierno federal costaba 465 dólares de tasas. Junto con algunos trámites y copias, todo el proceso puede salir por 500 dólares. Si se pone en manos de un abogado, como mucho le puede cobrar un par de cientos de dólares por la gestión, “pero no debes pagar miles de dólares”, aclaró Salas. Las organizaciones estiman que es probable que las tasas en este caso sean parecidas.

El proceso burocrático que viene como consecuencia de las medidas de Obama también supone un desafío para los servicios consulares a la hora de combatir el fraude en los documentos. El cónsul Sada destacó que la nueva matrícula consular de México “es uno de los documentos más seguros que existen” al incorporar un chip electrónico, entre otras medidas de seguridad. Son los documentos de los municipios, como partidas de nacimiento, los “más falsificables”, pero reafirmó su seguridad en los controles del Consulado.

La organización Chirla convoca el próximo 14 de diciembre a un evento informativo en el LA Convention Center para aquellos que quieran saber si califican para no ser deportados.

Más información