Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

La esposa de Peña Nieto vende su casa para evitar el escándalo

El Gobierno alega que no hay conflicto de intereses por la residencia

Angélica Rivera venderá su lujosa y polémica residencia

La presidencia mexicana respaldó este miércoles la defensa que Angélica Rivera, la actriz de telenovelas y esposa del mandatario Enrique Peña Nieto, ha hecho para proteger "la integridad" de su familia y despejar las suspicacias generadas por la posesión de una lujosa mansión propiedad de un contratista del Gobierno del PRI. "No existe conflicto de intereses", dijo Eduardo Sánchez, portavoz de Los Pinos, horas después de que la primera dama anunciara que venderá la polémica residencia que desató un escándalo en México.

Rivera reconoció haber conocido a Hinojosa en 2009

Este jueves se comprobará cómo va a sentar la explicación de Rivera a la inquietud de la calle, en plena efervescencia por el caso Iguala. Está prevista una marcha multitudinaria por los 43 estudiantes desaparecidos que ha obligado a cancelar el tradicional desfile militar por el Zócalo capitalino con motivo del 104º aniversario de la Revolución Mexicana. Se espera una movilización de ánimos encendidos después de que el presidente dijera que percibe un intento de "generar desestabilización y desorden social".

La polémica se desató el 9 de noviembre por un reportaje en el que se aseguraba que la casa de Rivera, con siete habitaciones, gimnasio, jacuzzi e iluminación de última tecnología, era propiedad de una inmobiliaria de Grupo Higa, una empresa de Juan Armando Hinojosa, un ingeniero que había recibido contratos de obras públicas en el Estado de México cuando Peña Nieto era gobernador (2005-2011).

El portavoz del presidente aseguró este martes que Grupo Higa solo ha recibido dos contratos en la Administración de Peña Nieto de los más de 6.000 que se han cerrado con 4.000 empresas. La obra asignada al grupo es la construcción del hangar presidencial por 450 millones de pesos (26 millones de euros). "No representa ni el 1% del presupuesto que ha ejecutado la Secretaría de Comunicaciones y Transportes", dijo Sánchez a la periodista Carmen Aristegui, que hizo pública la investigación a inicios de este mes.

Grupo Higa también ganó, junto con otras empresas, la construcción de un acueducto en el norte del país por que el que se pagarán 47.000 millones de pesos durante 27 años. El Gobierno también le había asignado una de las obras de infraestructura estrellas del sexenio, el tren rápido que conectaba Querétaro con la Ciudad de México. La licitación fue cancelada por el propio presidente el 7 de noviembre, dos días antes de la publicación del reportaje, para que se hiciera un nuevo proceso "más transparente".

Rivera reconoció haber conocido a Hinojosa en 2009, cuando buscaba parcela para construir una casa. Ingeniería Inmobiliaria del Centro, filial de Grupo Higa, le halló dos terrenos adyacentes a una residencia que Televisa le había regalado a la actriz en 2008. La construcción de la polémica obra situada en la calle de Sierra Gorda 150, en una colonia de lujo de la capital mexicana, comenzó en julio de 2010, cuatro meses antes de que se casara con Peña Nieto.

El proyecto estuvo a cargo del arquitecto Miguel Ángel Aragonés y finalizó en enero de 2012, seis meses antes de las elecciones presidenciales. El precio de la residencia fue de 54 millones de pesos (más de tres millones de euros) a un plazo de ocho años con un interés del 9%. "Al día de hoy he pagado un total de 14,3 millones de pesos (casi 800. 000 euros), que equivale al 30% del total pactado", señaló la actriz.

Rivera ha defendido en el vídeo su holgada posición económica. Afirma haber comenzado a trabajar a los 15 años. Durante más de dos décadas fue uno de los rostros más conocidos de Televisa, donde protagonizó numerosas telenovelas.

El PRD ha solicitado que se realicen investigaciones por la adquisición de la casa

También fue la imagen oficial del Estado de México, donde promocionaba obras y logros del Gobierno de Enrique Peña Nieto. En 2010, el año en que ambos se casaron, la actriz ingresó 131 millones de pesos (casi ocho millones de euros), y aseguró haber pagado 39 millones de pesos (más de dos millones de euros) en impuestos según su declaración fiscal, hecha pública la noche del martes.

La polémica por el tema creció durante varios días y se alimentó con la ausencia de Enrique Peña Nieto del país para hacer una visita oficial a China y a la reunión del G20 en Australia. No fue hasta el martes pasado cuando el presidente dijo con gesto severo que sería su esposa quien daría explicaciones.

"Se trata de un inmueble de un privado... no es un tema que estrictamente corresponda al Gobierno de la República. Quiso ser ella misma quien hiciera la aclaración", señaló el portavoz Sánchez. Ni la esfera política ni la sociedad creen que se trate de un tema privado. El PRD, el principal partido de la izquierda mexicana, ha solicitado en el Senado que se realicen una serie de investigaciones por la adquisición de la casa. Los senadores también quieren conocer los contratos que Televisa ha celebrado con el Gobierno federal y el Estado de México entre 2003 y 2014.

Más información