Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia reconocerá el resultado de las elecciones del este de Ucrania

Sube la tensión con Kiev por el apoyo de Moscú a la legitimidad de los separatistas

Rusia reconocerá las elecciones del este de Ucrania. Reuters Live!

Las elecciones convocadas para el próximo domingo por los independentistas del este de Ucrania en el territorio bajo su control incrementan la tensión entre Kiev, que rechaza los comicios por ilegítimos pero no tiene capacidad para impedirlos, y Moscú, que ha decidido reconocerlos. “Esperamos que las elecciones tendrán lugar y nosotros, por supuesto, reconoceremos sus resultados”, ha dicho el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, en una entrevista con medios de su país. “Consideramos que esta es una de las principales directrices de los acuerdos de Minsk”, manifestó Lavrov, en alusión a los documentos firmados el 5 y el 19 de septiembre bajo la égida de la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa (OSCE) por Rusia, Ucrania y las autoproclamadas repúblicas de Donetsk y Lugansk.

Ocurre, no obstante, que el protocolo firmado el 5 de septiembre en la capital bielorrusa establece en su punto nueve que las elecciones a celebrar “en distintos distritos de las provincias de Donetsk y Lugansk” deben ser de carácter “local” y estar “de acuerdo con la ley de Ucrania sobre el estatus temporal de autogestión local” o “ley del estatus especial”.

Este documento firmado por el presidente ucranio, Petró Poroshenko, el 16 de octubre, garantiza cierta autonomía a los territorios controlados por los separatistas, entre otras cosas, el uso de la lengua rusa y la posibilidad de elegir a los jueces. Los insurgentes consideran que las concesiones de Kiev llegan tarde y son insuficientes.

Lavrov acusa a las dos partes de continuar con los enfrentamientos armados en el este de Ucrania

El viernes, en Sochi, el presidente de Rusia, Vladímir Putin, se desmarcó del protocolo de Minsk y afirmó que las elecciones en Donbás debían celebrarse de forma “coordinada” con la legislación ucrania. Poroshenko, secundado por el Consejo de Europa, rechaza la reinterpretación rusa del texto firmado y ha pedido al Kremlin que utilice su influencia sobre los separatistas. Kiev, según dijo Poroshenko, es flexible y no se aferra a una fecha concreta para los comicios locales en Donbás, pero insiste en que éstos son para los órganos de poder local y deben someterse a la legislación ucrania. Los insurgentes, en cambio, quieren elegir sendos Parlamentos y líderes que legitimen a las “repúblicas populares” como sujetos de derecho internacional y como interlocutores de Kiev.

Rusia, que ha simultaneado los papeles de parte implicada y árbitro en el conflicto, trata cada vez más de afianzar su imagen en este último rol, al tiempo que da largas a las demandas internacionales para que se cierre y se controle internacionalmente la frontera ruso-ucrania.

“Las elecciones que se celebrarán en territorio de las autoproclamadas repúblicas populares de Lugansk y Donetsk serán importantes para legitimar las autoridades”, ha dicho Lavrov, que ha recomendado un “pleno diálogo nacional” a las partes (Kiev y los insurgentes), invocando las conclusiones de la reunión de Ginebra en abril (Rusia, UE y EE UU, pero sin los rebeldes) y de Minsk. “Expresamos respeto por los resultados de los referéndum realizados en mayo en Lugansk y Donetsk y exhortamos con insistencia a realizar en la práctica los resultados de esta expresión de la voluntad popular mediante el diálogo con Kiev”, dijo el ministro, que considera que ese diálogo no se ha dado aún.

La intensidad de las escaramuzas entre las fuerzas leales a Kiev y los separatistas disminuyó durante la campaña electoral a la Rada Estatal (Parlamento) del pasado domingo. Ucrania aprovecha la tregua para dar un respiro a sus Fuerzas Armadas que en 23 años de independencia no fueron preparadas para los actuales desafíos. Kiev no controla la frontera con Rusia, como se vio el pasado fin semana cuando el cantante ruso Josep Kobzón, oriundo de Donetsk, viajó a esa provincia para cantar el himno de los insurgentes, pese a que Ucrania le había prohibido la entrada.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información