Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La UE nombra a un zar contra el ébola

Los Veintiocho acuerdan duplicar los fondos para combatir la enfermedad

El primer ministro británico, David Cameron (de pie), conversa con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. Ampliar foto
El primer ministro británico, David Cameron (de pie), conversa con el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy. EFE

La Unión Europea ha acordado centralizar todos los esfuerzos de la lucha contra el ébola en una sola persona. Los países miembros acordaron anoche nombrar al nuevo comisario de Ayuda Humanitaria, Christos Stilianides, como zar contra la enfermedad, según anunció en Twitter el presidente del Consejo Europeo, Herman Van Rompuy.

El acuerdo supone un intento por elevar la visibilidad que Europa otorga a esta crisis, que se ha cobrado ya más de 4.500 vidas en África. Los ministros de Exteriores lanzaron la idea el pasado lunes en Luxemburgo, pero anoche los Estados miembros parecían remisos a adoptarla. Finalmente designaron a un coordinador, aunque con un perfil diferente al que se había pensado. En lugar de escoger a un técnico, optaron por el cargo político que todos modos asumiría la mayor responsabilidad en la lucha contra el ébola porque figura entre sus competencias en la Comisión Europea. El comisario, en todo caso, no accederá al Ejecutivo comunitario hasta el próximo 1 de noviembre, cuando tome posesión la nueva Comisión Europea.

La figura de un zar contra el ébola, que Estados Unidos ya designó hace una semana, permite coordinar mejor los trabajos de los diferentes Estados miembros y sobre todo presionarlos para que adquieran mayores compromisos. La inquietud social por el impacto de esta enfermedad –y en buena medida la insistencia de Reino Unido- han arrancado un compromiso adicional de los jefes de Estado y de Gobierno, que han pactado duplicar los fondos que destinan a combatir la enfermedad hasta alcanzar los 1.000 millones de euros.

Esa fue la cantidad que fijó como meta Reino Unido hace unos días para todos los Estados miembros. Hasta principios de octubre, lo aportado por Comisión Europea y Estados miembros sumaba 415 millones de euros. Tras la reunión de ministros de Exteriores, la partida alcanzó ya los 600 millones, aunque esta cantidad incluye una buena parte de ayuda al desarrollo que Bruselas destinaría igualmente a los tres países más afectados por el ébola (Guinea, Liberia y Sierra Leona) aunque no se hubiera producido el brote.

Ahora los países se han comprometido a llegar a 1.000 millones, sin que de momento se sepa el marco temporal para alcanzar esa cifra ni cómo se distribuye entre los 28 países miembros. La única cantidad desglosada son los 24,4 millones que anunció ayer el aún presidente de la Comisión Europa, José Manuel Durão Barroso, para cuatro proyectos de investigación destinados a desarrollar una vacuna para la enfermedad, que ahora solo se trata con fórmulas experimentales.

Hasta el momento, España ha donado 500.000 euros para la ayuda a esos tres países, aunque el Gobierno argumenta que también ayuda de otra manera (por ejemplo, poniendo los aeropuertos españoles a disposición para viajes a la región). Un portavoz del Gobierno británico asegura hoy en el diario The Guardian que Reino Unido “ha aportado 50 veces más que España” a esta crisis. Solo Ikea ha puesto sobre la mesa cinco millones de euros, una cantidad que supera las aportaciones de casi la mitad de los Estados miembros. Y el fundador de Facebook, Mark Zuckerberg, ha donado, junto a su mujer, 20 millones de euros.

Las principales aportaciones provienen de Reino Unido (260 millones, que incluyen 100 anunciados ayer), Alemania (100 millones, de los que hasta el viernes solo habían comprometido 17), Francia (70 millones, 35 en ayuda directa y el resto en proyectos multilaterales), Países Bajos (35 millones) e Italia (8,5 millones, de los que 1,7 corresponden a ayuda directa y el resto, en ayuda general al desarrollo).

Más información