Las dos Coreas vuelven a enzarzarse en su frontera marítima

Un buque norcoreano y otro surcoreano intercambian disparos cerca de Yeonpyeong

Maniobras de entrenamiento de tropas surcoreanas cerca de Taean en 2010
Maniobras de entrenamiento de tropas surcoreanas cerca de Taean en 2010S. K. S. (EFE)

La relación entre las dos Coreas se caracteriza por sus constantes altibajos. Si hace tres días una visita inédita de altos oficiales norcoreanos al sur propició una próxima reanudación del diálogo entre ambos países, este martes sus Ejércitos han protagonizado la enésima contienda en su frontera marítima.

Alrededor de las 10 de la mañana hora local del martes, según ha informado el Ministerio de Defensa surcoreano a la agencia Yonhap, una patrullera norcoreana cruzó en prácticamente un kilómetro la frontera marítima cerca de la isla de Yeonpyeong, situada en aguas al oeste de la península. A 8,8 kilómetros de distancia se encontraba un buque surcoreano, que tras detectar la intromisión “emitió mensajes de advertencia en repetidas ocasiones”. Al no obtener respuesta alguna y ver que el buque no se retiraba, “se dispararon cinco tiros”. Entonces la parte norcoreana respondió con “decenas de disparos” y militares surcoreanos hicieron lo mismo. El intercambio de artillería duró unos 10 minutos. Los medios estatales del hermético país no han publicado su versión de los hechos.

Más información
Las dos Coreas retoman el diálogo por sorpresa
Curso de tres meses para desertores norcoreanos
El paraíso del adoctrinamiento y la propaganda
Corea del Norte, parque temático
Una tiranía brutal y ridícula

A pesar del incidente, ninguna de las embarcaciones sufrió daños debido al corto alcance de los proyectiles en ambos lados. “Los dos buques intercambiaron disparos, pero ninguna de las embarcaciones tuvo la intención de matar o herir al adversario”, aseguró un oficial del Ejército surcoreano. Las cercanías del archipiélago de Yeonpyeong son un escenario habitual de este tipo de choques entre los ejércitos debido a su proximidad a la frontera que divide las aguas de su costa occidental. Desde mediados de los noventa Corea del Norte ha disputado este límite, que se estableció en el armisticio firmado en 1953 tras el fin de la guerra entre ambos países. Pyongyang reclama una frontera más al sur - los alrededores del archipiélago son de gran riqueza pesquera-, algo que la comunidad internacional nunca ha aceptado.

En mayo, un suceso similar en esta zona obligó a los residentes de la isla a resguardarse en los refugios habilitados. En noviembre de 2010, en uno de los peores episodios recientes del conflicto, el Ejército norcoreano bombardeó la isla y causó la muerte de dos civiles y dos soldados de la Marina surcoreana.

El choque de este martes ocurre solamente tres días después de la visita sorpresa de la supuesta mano derecha de Kim Jong-un, Hwang Pyong-so, a la ciudad surcoreana de Incheon con motivo de la clausura de los Juegos Asiáticos. Hwang y su delegación se reunieron con altos oficiales de Seúl y acordaron celebrar una nueva ronda de diálogo de alto nivel en un futuro próximo. El encuentro podría llevarse a cabo a finales de octubre o inicios de noviembre. En febrero ambos países comenzaron el deshielo con una primera reunión formal tras siete años de bloqueo, una cita que permitió una semana después que se organizaran encuentros entre familias de ambos lados separadas tras la Guerra.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Entretanto, el máximo líder norcoreano sigue sin aparecer. Según informa la agencia norcoreana KCNA, altos cargos del régimen comunista organizaron el lunes un banquete en honor a los atletas que han participado en los Juegos Asiáticos y sus familias, con gran presencia de la plana mayor del Ejército y política norcoreana. No hay mención alguna sobre Kim Jong-un, quien según informó la televisión estatal del país sufre “algunas molestias” y cuya última aparición pública sucedió el 3 de septiembre. Desde Corea del Sur se especula con que el Mariscal se podría haber fracturado ambos tobillos o que padece gota, entre otras hipótesis.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS