Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Nuestros ancestros, los más pobres del continente

Según un estudio del Banco Mundial, un niño nacido en un hogar indígena en la región tiene más probabilidades de vivir en la pobreza

Los indígenas en la región representan el 7% de la población.

Ser indígena en Latinoamérica no es fácil. Se calcula que si un niño nace en un hogar indígena, por ejemplo, tiene dos veces más probabilidades de vivir en la pobreza y tres veces más de probabilidades de vivir en la indigencia.

Aunque el número de indígenas que hoy en día vive en la pobreza ha disminuido, la brecha que existe entre ellos y el resto de los latinoamericanos ha aumentado, en un claro ejemplo de que los avances sociales y económicos de la última década no alcanzaron a todos los grupos sociales.

Este es un serio problema para la región, ya que ellos representan el 7% de la población latinoamericana (37 millones de personas) y están presentes en todos los países, especialmente en Bolivia (41% de la población), Guatemala (41%), Perú (15,7%), México (15%) o Panamá (12,2%).

De todas formas, en los últimos años se han registrado avances para incluirles en la sociedad (como la firma de tratados internacionales o un acercamiento más proactivo), y hoy en día ocupan cargos políticos importantes, incluida la presidencia de Bolivia.

En este vídeo, Germán Freire, especialista en desarrollo social del Banco Mundial y autor de un informe que se presentará esta semana en la Conferencia Mundial sobre Pueblos indígenas, de la ONU, nos explica por qué las poblaciones indígenas latinoamericanas siguen rezagadas en temas clave como la salud, la educación o el acceso a los mercados.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >