Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia acusa a EE UU de intentar romper los lazos económicos entre Rusia y Europa

Ucranios y prorrusos intercambian acusaciones de haber roto el alto el fuego

El Kremlin cree que el objetivo de Washington con sus sanciones a Moscú por la crisis en Ucrania es romper los lazos económicos entre Rusia y Europa. “Estados Unidos quiere utilizar la situación actual [la crisis ucrania] para separar económicamente a Europa de Rusia y conseguir así condiciones más ventajosas en las negociaciones para la creación de una asociación transatlántica para el comercio y las inversiones”, señaló este sábado el ministro de Exteriores ruso, Serguéi Lavrov, a la televisión TVTs.

Según el jefe de la diplomacia rusa, Washington trata de imponer a Europa “suministros de gas natural licuado a precios que no pueden competir con los del gas natural ruso”.

Lavrov denunció además la “campaña sin precedentes” que Washington y la UE han emprendido contra Moscú. “Sus enviados viajan a todas las capitales para pedir a los dirigentes que no apoyen a Rusia, que se sumen a las sanciones occidentales”. El viernes, el Kremlin ya anunció que denunciaría las represalias occidentales ante la Organización Mundial del Comercio.

Por su parte, Polonia, que tuvo que suspender el bombeo de gas a Ucrania dos días esta semana por falta de suministro suficiente, acusa a la rusa Gazprom de recortar el suministro de gas para poner a “prueba la reacción polaca”, según explicó el viceprimer ministro, Janusz Piechocinski.

Mientras tanto, ucranios y prorrusos volvieron este sábado a intercambiar acusaciones de romper el alto el fuego. El Gobierno ucranio afirmó que los rebeldes habían atacado sus posiciones en las cercanías del aeropuerto de Donetks. Al mismo tiempo, el Ayuntamiento de esta ciudad, en manos de los separatistas prorrusos, informó de que hubo bombardeo de artillería en prácticamente todos los barrios. Testigos citados por la agencia Reuters corroboraron los “intensos bombardeos” tanto en el aeropuerto como en varios distritos del municipio.

Seis militares ucranios han perecido desde que se acordó el alto el fuego, el pasado 5 de septiembre, según informó este sábado el portavoz del Consejo de Seguridad Nacional y Defensa de Ucrania, Andréi Lisenko. Añadió que los prorrusos aprovechan la tregua para realizar el intercambio de prisioneros y para reagrupar las tropas.

Pero los separatistas acusan a su vez a los militares ucranios de estar desplegando sus tanques. “Ucrania se está preparando para la guerra contra nosotros”, declaró a la televisión rusa Andréi Purguín, viceprimer ministro de la autoproclamada República Popular de Donetsk. “Pero no oculto que nosotros también estamos preparándonos para esa etapa”, agregó el dirigente separatista.

Lugansk, el otro bastión rebelde, recibió el sábado casi 2.000 toneladas de ayuda humanitaria traídas en el segundo convoy que ha enviado Rusia. Según informó la OSCE, la caravana, integrada por 220 vehículos, pasó a través del paso fronterizo de Donetsk sin ser revisada ni por las autoridades ucranias ni por el Comité Internacional de la Cruz Roja. El Ministerio de Emergencias ruso aseguró este sábado que los camiones estaban cargados de comida.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >