Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Estados Unidos ataca al líder de la milicia somalí Al Shabab

Todavía no se ha podido confirmar si Ahmed Godane murió en el ataque

El Pentágono confirma el ataque de EE UU en Somalia. Reuters Live!

Estados Unidos ha vuelto a intentar matar al líder del grupo islamista somalí Al Shabab, Ahmed Godane, uno de los ocho terroristas internacionales más buscados por Washington.

El Departamento de Defensa norteamericano confirmó este martes que Godane era el objetivo de un ataque aéreo estadounidense realizado el lunes en el sur de Somalia contra un campamento de Al Shabab, pero reconoció que por el momento no ha podido verificar si el líder de la organización extremista fue ultimado en el operativo secreto.

“La operación era un ataque directo contra la red Al Shabab, específicamente contra el líder del grupo Ahmed Abdi Al Mohammed, también conocido como Ahmed Godane”, declaró el portavoz del Pentágono, John Kirby.

Según explicó, fuerzas especiales, usando aviones tripulados y no tripulados (drones), atacaron el lunes un “campamento” de Al Shabab en el centro-sur de Somalia, al sur de la capital Mogadiscio, en la región de Baja Shabelle. En el operativo se lanzaron “numerosos” misiles aire-tierra Hellfire y munición guiada por láser que destruyeron un vehículo situado en ese campamento.

Los servicios de inteligencia seguían “estudiando los resultados” de la operación, señaló Kirby. Una fuente oficial estadounidense en Nairobi había declarado al diario The New York Times que se tenía un “80 por ciento de seguridad” de que Godane pereció en el ataque.

De confirmarse la muerte del líder terrorista, otro de cuyos alias es Mujtar Abu Zubeir, ello supondría un “importante golpe” a toda la red de Al Shabab, subrayó el portavoz militar.

Teniendo en cuenta que bajo el liderazgo de Godane este grupo extremista se ha atribuido en los últimos años numerosos atentados, la operación realizada el lunes constituye un “ejemplo del compromiso de EE UU y sus aliados internacionales con el pueblo y gobierno de Somalia para frenar, destruir y derrotar a los extremistas violentos que amenazan el progreso de la región y con realizar ataques terroristas contra inocentes en todo el mundo”, defendió Kirby, que prometió que Washington seguirá haciendo uso “de todas las herramientas a nuestra disposición, incluidas las militares, para desmantelar al Al Shabab”.

Entre otros, el grupo terrorista está considerado el responsable del ataque de hace casi un año contra un centro comercial en Nairobi (Kenia) en el que murieron unas 70 personas.

El portavoz de la Casa Blanca, Josh Earnest, también justificó la operación, al calificar a Al Shabab como una amenaza contra los intereses estadounidenses.

“Tal como han demostrado algunas de las operaciones de alto perfil que esta organización ha realizado en el pasado, resulta evidente que, como mínimo, los intereses estadounidenses están amenazados por esta organización” que tiene tanto “el deseo como la capacidad” de atacar objetivos fuera de las fronteras de Somalia, subrayó.

Uno de los motivos por los que se estaría tardando tanto en confirmar los resultados del ataque sería que éste se realizó sin la participación de tropas sobre el terreno, lo que estaría dificultando el proceso de verificación, destacaron medios estadounidenses y somalíes.

No es la primera vez que EE UU realiza un ataque de este tipo contra Godane, que dirige Al Shabab desde 2007 y por el que el Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta siete millones de dólares por información que lleve a su captura. El último intento de acabar con el líder del grupo extremista somalí fue en enero, también con un ataque con drones del que Godane, aunque no se sabe si ileso, según informó Voice of America en su momento.

Este nuevo ataque se produjo días después de que la Misión de la Unión Africana en Somalia (AMISOM) y el Ejército del país retomasen el control de varias localidades estratégicas en la Baja Shabelle y en Hiran, hasta ahora bajo dominio de la milicia islamista.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >