Una coalición enviará armas a los kurdos de Irak contra el Estado Islámico

España, a pesar del beneplácito de la UE, no participará en la operación de ocho países

Un soldado kurdo guarda su puesto.
Un soldado kurdo guarda su puesto.YOUSSEF BOUDLAL (REUTERS)

El secretario de Defensa de EE UU, Chuck Hagel, ha anunciado este martes que Estados Unidos y varios países europeos intensificarán el envío de armas a las fuerzas kurdas de Irak que combaten al grupo yihadista del Estado islámico (EI).

"Completando el apoyo de los Estados Unidos y el Gobierno de Irak, siete naciones — Albania, Canadá, Croacia, Dinamarca, Italia, Francia y el Reino Unido—se han comprometido a suministrar armas y equipamiento a las fuerzas kurdas, que los necesitan con urgencia”, anunció Hagel. Según el secretario de Defensa, las operaciones de armamento “ han comenzado y se acelerarán en los próximos días con más países que se espera que contribuyan”.

Más información
Alemania ultima el envío de armas a los kurdos del norte de Irak
La UE respalda que sus miembros envíen armas a los kurdos de Irak
Francia anuncia la entrega de armas a los kurdos de Irak

La Unión Europea ya dio hace 10 días el sí para el suministro de material bélico a las autoridades del Kurdistán iraquí en la defensa de la minoría yazidí y contra los planes de los yihadistas de crear un califato. Francia e Italia —favorables desde un primer momento al proyecto, auspiciado por EE UU— se impusieron a las reticencias iniciales del Gobierno alemán. Del acuerdo se derivó que la UE respalda a los Estados miembros para que suministren a las tropas kurdas “de acuerdo con sus posibilidades individuales” y extiende un paraguas político que las capitales podrán exhibir ante sus respectivas opiniones públicas.

A pesar de este consenso, España no piensa sumarse al plan de rearme. Fuentes diplomáticas alegaron que los suministros solicitados por los kurdos (munición, repuestos y equipos) son en su mayor parte de origen soviético, como las armas que los peshmergas están entrenados para utilizar, y no figuran en el stock de las Fuerzas Armadas españolas. Lo cierto es que algunos de los países que suministrarán material militar al Kurdistán iraquí (Italia, Francia, Dinamarca) tampoco disponen de armamento ruso, pero España parece haberse agarrado a la excusa “técnica” antes que abordar la cuestión política de fondo.

Mientras, el Gobierno alemán continúa enredado en sus dudas sobre lo idóneo de introducir más armas y municiones en una de las zonas más conflictivas del planeta. Alemania anunció el pasado miércoles su decisión de enviar material militar a Irak, pero siempre después de estudiar con detenimiento la situación.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

La decisión final se tomará en una reunión entre la canciller Angela Merkel, sus ministros de Exteriores, Frank-Walter Steinmeier, Defensa, Ursula von der Leyen, Economía, Sigmar Gabriel, y Finanzas, Wolfgang Schäuble.

Posteriormente, se consensuará con los líderes de los tres partidos que forman la gran coalición de gobierno en Berlín: Unión Cristianodemócrata, Partido Socialdemócrata y la Unión Socialcristiana. Finalmente, el lunes la canciller acudirá al Bundestag (cámara baja) para una declaración oficial sobre este asunto.

El portavoz del Ministerio de Defensa, Jens Flosdorff, ha evitado pronunciarse sobre el tipo de armamento que Berlín está contemplando enviar y tan sólo ha indicado que el Ejecutivo estudia qué es lo más conveniente teniendo en cuenta "qué tiene" Irak, "que se necesita" y "qué es lo que están enviando" otros países.

Flosdorff apuntó que Alemania ya ha enviado material militar "no letal" como chalecos antibala, detectores de explosivos, cascos y gafas de visión nocturna, entre otros.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS