Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Liberado en Siria el reportero estadounidense Peter Theo Curtis

El gobierno de EE UU confirma su liberación

Fotograma de un vídeo difundido por los captores de Curtis el pasado mes de junio.
Fotograma de un vídeo difundido por los captores de Curtis el pasado mes de junio. REUTERS

El Gobierno de Estados Unidos y la ONU han confirmado la liberación del periodista norteamericano Peter Theo Curtis, secuestrado en octubre de 2012 por milicias sirias vinculadas con Al Qaeda. El reportero, que firmaba con el seudónimo de Theo Padnos, fue entregado este domingo a fuerzas de mantenimiento de paz de la ONU en una localidad situada en los Altos del Golán sirios, en una operación en la que medió Qatar.

 “Todos nos sentimos aliviados y agradecidos por saber que Theo Curtis está regresando tras permanecer tanto tiempo en las garras de Jabhat al Nusra”, dijo el secretario de Estado, John Kerry, en un comunicado.

El alivio es mayor aún “especialmente tras una semana marcada por una tragedia innombrable”, agregó en referencia a la brutal ejecución de otro periodista estadounidense, James Foley, al igual que Curtis secuestrado hace dos años en Siria. Foley sin embargo estaba en manos del grupo extremista Estado Islámico (EI), del que ha abjurado hasta Al Qaeda, a la que sí se sigue vinculando a Jabhat al Nusra (Frente de Apoyo, en árabe).

Curtis fue raptado en octubre de 2012, cuando planeaba entrar en Siria desde la ciudad turca de Antaquia, en la provincia de Hatay y desde donde muchos reporteros inician su travesía hacia el norte sirio, controlado por fuerzas rebeldes y yihadistas. Según la cadena catarí Al Yazira, que adelantó la noticia de su liberación, las autoridades de Qatar mediaron para su liberación.

Así lo confirmó la familia del periodista, de 45 años. “La familia Curtis está profundamente agradecida a los gobiernos de Estados Unidos y Qatar y a las muchas personas, públicas y privadas, que ayudaron a negociar la liberación de nuestro hijo, hermano y primo”, dijeron sus familiares en un comunicado que retransmitió la Casa Blanca. En el escrito, se especifica que no se ha pagado un rescate por el periodista.

“Aunque la familia no tiene todos los términos exactos negociados, representantes del gobierno catarí nos han dicho en repetidas ocasiones que estaban mediando para lograr la liberación de Theo bajo un principio humanitario sin el pago de dinero alguno”, subraya el texto, firmado por la madre de Curtis, Nancy.

Estados Unidos, que tras la ejecución de Foley volvió a insistir en que no hará “concesiones” a los secuestradores como pagar un rescate, no ha comentado el papel de Qatar. Kerry se limitó a afirmar que en este tiempo el gobierno estadounidense se dirigió a “más de dos decenas de países” pidiéndoles “ayuda urgente de cualquiera que pudiera tener instrumentos o influencia” con sus captores para lograr su liberación y la de “cualquier estadounidense secuestrado en Siria”.

Salvo el caso del también periodista Steven Joel Sotloff, al que el EI amenazó en el brutal vídeo de la ejecución de Foley con matar al igual que a éste si Obama no detiene los ataques aéreos contra sus posiciones en Irak, no se sabe el número exacto de ciudadanos de esta nacionalidad aún secuestrados en Siria. Medios estadounidenses aseguraban esta semana que habría al menos tres o cuatro.

En un vídeo difundido el pasado 30 de junio, Curtis, natural de Boston (Massachussetts), aparecía con barba y pelo largo. En el metraje, Curtis afirmaba que se encontraba bien y que tenía de todo, "ropa, alimentos y ahora amigos”.

Según informó la oficina del secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, Curtis fue “entregado” a fuerzas de la misión de mantenimiento de paz de la organización en la aldea de Al Rafid, en Quneitra, en los Altos del Golán, a las 18:40 hora local de este domingo. “Tras ser sometido a una revisión médica, Curtis fue entregado a representantes de su gobierno”, agregó la ONU.

Kerry mientras tanto ha asegurado que el gobierno estadounidense “sigue usando todos los instrumentos diplomáticos, de inteligencia y militares” a su disposición para hallar a los demás rehenes y lograr su liberación. En el mismo sentido se ha manifestado la asesora de Seguridad Nacional de Obama, Susan Rice, quien recordó en otro comunicado que el presidente prometió usar “todas las herramientas a su disposición” para liberar a los secuestrados.

Poco después de conocerse el asesinato de Foley, el gobierno estadounidense reconoció que este mismo verano había realizado una operación militar secreta en Siria para tratar de liberarlo a él y otros ciudadanos norteamericanos cautivos, pero que la misión fracasó puesto que los rehenes no estaban en el lugar que habían señalado las agencias de inteligencia.

En su comunicado, la madre de Curtis tuvo palabras de apoyo a la “valiente” familia de Foley, con la que dijo haber “compartido muchos largos meses de incertidumbre y preocupación”, y manifestó su solidaridad con quienes todavía esperan noticias de los suyos.

“Ahora me voy a concentrar totalmente en ayudar a las familias de los que siguen cautivos en Siria y en cuidar de mi hijo”, adelantó.

Más información