Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Israel rechaza negociar otro alto el fuego mientras Hamás siga lanzando cohetes

La delegación palestina pide recuperar el control del paso fronterizo de Rafah

Residentes de Nuseirat intentan rescatar atrapados entre las ruinas de la mezquita de Al-Qassam, el 9 de agosto de 2014. Ampliar foto
Residentes de Nuseirat intentan rescatar atrapados entre las ruinas de la mezquita de Al-Qassam, el 9 de agosto de 2014. AFP

Los delegados israelíes no volverán a El Cairo para negociar un alto el fuego permanente con los palestinos mientras sigan las hostilidades en Gaza y en el sur de Israel. Según las declaraciones de uno de sus representantes al diario israelí Haaretz, se niegan a “negociar bajo el fuego de cohetes”.

El viernes por la mañana expiró el último alto el fuego pactado entre las partes, que había durado tres días en los que Israel y los palestinos negociaron a través de mediadores internacionales sin llegar a ningún acuerdo. La delegación palestina, que representa a todas las facciones de Gaza y Cisjordania, se negó a prolongar la tregua porque Israel está rechazando sus demandas mínimas, según dijeron el viernes. Los palestinos seguirán en Egipto aunque han amenazado con que abandonarán El Cairo sin los israelíes no retoman las negociaciones de forma incondicional.

Este sábado, Israel ha lanzado más de 30 ataques aéreos sobre Gaza, que han matado al menos a cinco personas, según el portavoz del Ministerio de Sanidad de la Franja. Las milicias palestinas han lanzado 27 cohetes y granadas de mortero contra Israel, que no han herido a nadie ni han causado daños materiales de consideración en las localidades sureñas del país. Desde que expiró la tregua, han muerto al menos 10 palestinos en Gaza. El viernes, dos israelíes resultaron heridos por proyectiles palestinos.

En las cuatro semanas de hostilidades en Gaza ya han muerto más de 1.930 palestinos bajo las bombas de Israel, que ha encajado 67 muertes desde que empezó la campaña.

Mientras los mediadores egipcios buscaban este sábado una base de acuerdo entre las facciones palestinas para detener el lanzamiento de cohetes y restablecer los contactos con Israel, los Gobiernos de Alemania, Francia y Reino Unido han llamado, en un comunicado conjunto, a “un alto el fuego inmediato” de ambas partes.

Desde El Cairo llegaban  noticias de un supuesto acuerdo entre los mediadores egipcios y la delegación palestina que, según la agencia France Presse, propone a los israelíes que la Autoridad Nacional Palestina y El Cairo recuperen el control del paso fronterizo de Rafah, que une el sur de la franja de Gaza con Egipto. De acuerdo con estas informaciones, Hamás pospondría su demanda de un puerto para la Franja. Diversos medios árabes e israelíes adelantaban este sábado por la tarde la posibilidad de una nueva tregua en las próximas horas.

El diario Haaretz ha publicado que Israel ha propuesto a los palestinos rebajar las condiciones del bloqueo a Gaza. Entre otras ofertas, el Ejecutivo israelí plantea aumentar la zona en la que sus barcos de guerra permiten faenar a los barcos de pesca palestinos. La pesca es una de las actividades tradicionales en la Franja. Las patrulleras israelíes impiden a los palestinos alejarse de la costa más de tres millas náuticas, unos 5,5 kilómetros. Los pescadores se quejan de que es insuficiente para cubrir sus necesidades. Son uno de los gremios más pobres en la depauperada Gaza.

Además, los israelíes ofrecen aumentar el número de permisos de salida para los gazatíes, que dependen de la licencia israelí para visitar a sus parientes de Cisjordania. También proponen que aumente el tráfico de mercancías. pero sin levantar el bloqueo sobre Gaza por tierra, mar y aire.

La operación militar israelí sobre Gaza comenzó el ocho de julio. El 17 de ese mes empezó la invasión terrestre, que disparó el número de víctimas. Ha dejado sin casa a unos 65.000 palestinos, según la ONU. Las bombas israelíes destruyeron o dañaron más de 10.000 viviendas en toda la Franja, un 70% más que en la operación militar de 2009. La mitad de los palestinos de Gaza carecen de agua corriente por los bombardeos. La ONU calcula que más de 1.400 de los más de 1.930 muertos palestinos eran civiles. En el lado israelí eran soldados 64 de los 67 muertos.

Más información