Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Europa y EE UU ultiman nuevas sanciones contra Rusia

Obama, Merkel, Cameron, Hollande y Renzi afirman estar alerta ante todo tipo de apoyo militar de Moscú a los separatistas del Este de Ucrania

El presidente de Rusia, Vladímir Putin, en su residencia de Moscú. Ampliar foto
El presidente de Rusia, Vladímir Putin, en su residencia de Moscú. AFP

La Unión Europea y Estados Unidos han acelerado en las últimas horas los proyectos de nuevas sanciones a Rusia tras dar por comprobado el apoyo militar directo de Moscú a los rebeldes separatistas ucranianos. Así lo acordaron este lunes en conversación telefónica conjunta el presidente de EE UU, Barack Obama, el primer ministro británico, David Cameron, la canciller Angela Merkel, el presidente de Francia, François Hollande, y el jefe del Gobierno italiano, Matteo Renzi.

Tras ese contacto a cinco bandas, los mandatarios expresaron “su intención de adoptar nuevas medidas contra Rusia”, según un breve comunicado difundido a media tarde por el Elíseo. En el texto se indica que los cinco jefes de Estado y de Gobierno mantienen una estrecha vigilancia “sobre cualquier apoyo militar directo que Rusia pudiera aportar a los separatistas durante los combates”.

Rusia no ha presionado suficientemente a los separatistas para que decidan negociar ni ha adoptado las medidas solicitadas para asegurar el control de la frontera ruso-ucraniana

Los cinco mandatarios

El contacto telefónico y el comunicado se producen al día siguiente de que las autoridades estadounidenses difundieran fotografías según las cuales varios sistemas de lanzamiento de cohetes habían sido utilizados desde territorio ruso para bombardear zonas controladas por el Ejército ucraniano cerca de la frontera con Rusia.

El texto del Elíseo añade que, pese a todos los llamamientos hechos ante el presidente ruso, Vladimir Putin, los cinco mandatarios tienen que lamentar que “Rusia no ha presionado suficientemente a los separatistas para que decidan negociar ni ha adoptado las medidas solicitadas para asegurar el control de la frontera ruso-ucraniana”. En todo caso, concluyen, los cinco destacan de nuevo la necesidad de encontrar “una solución política a la crisis actual”.

Hasta el momento, ha sido Estados Unidos quien ha adoptado las medidas más duras contra Rusia, siempre en el terreno económico. En Europa, en cambio, se han registrado diversas tensiones a la hora de adoptar posiciones más contundentes, como exigen desde hace meses los países del Este de la UE. Además, la opción de ir más lejos frente a Moscú también ha originado acalorados debates entre Francia y Reino Unido, entre otros. Mientras París señala la opción de que Londres actúe contra los oligarcas rusos establecidos en la capital británica, Reino Unido ha lamentado públicamente que Francia esté a punto de entregar a Rusia dos grandes buques de combate construidos en los astilleros franceses, un hecho también criticado públicamente por Washington. Si las sanciones contra Moscú van en aumento y llegan al embargo de armas, París se enfrentará a un importante problema político y financiero.