Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU denuncia la escalada militar rusa

Washington acusa a Moscú de lanzar proyectiles y de trasladar armamento y tropas a la frontera

Un buque de guerra ruso dispara durante un ejercicio naval en Sebastopol el 25 de julio Ampliar foto
Un buque de guerra ruso dispara durante un ejercicio naval en Sebastopol el 25 de julio REUTERS

La tragedia del vuelo de Malaysia Airlines no ha acallado las armas en Ucrania. Al contrario. Estados Unidos acusó ayer a la Rusia de Vladímir Putin de provocar una escalada bélica con el lanzamiento de proyectiles desde territorio ruso contra posiciones ucranias y el traslado de armamento pesadas y tropas cerca de la frontera entre ambos países.

Si las acusaciones son ciertas, indicarían que, poco más de una semana después del derribo de un avión comercial que sobrevolaba Ucrania, las hostilidades, lejos de reducirse, se han intensificado. La Administración del presidente Barack Obama cree que el enfrentamiento, que empezó el pasado febrero tras el relevo del Gobierno en Kiev y la secesión de la región de Crimea, ya no es sólo una guerra civil entre ucranios sino una guerra entre dos países, Rusia y Ucrania, vecinos y miembros, hasta 1991, de la Unión Soviética.

Hasta ahora Washington acusaba a Moscú de atizar el conflicto con el entrenamiento y la ayuda militar a los insurgentes prorrusos disconformes con la orientación proeuropea de los actuales líderes de Ucrania. Ahora va más allá y acusa al viejo rival de la Guerra Fría de participar como una parte más en una crisis en la que, más allá de las sanciones financieras y económicas adoptadas en los últimos meses, el presidente Obama se resiste a intervenir militarmente.

“Hemos detectado, de acuerdo con algunas informaciones en los medios sociales y también de informes difundidos de la comunidad de inteligencia, que se han disparado armas pesadas rusas desde el lado ruso de la frontera en dirección a personal militar ucranio”, dijo Josh Earnest, portavoz de la Casa Blanca. “Esto representa una escalada en este conflicto”.

Las acusaciones coinciden con las formuladas en los últimos días por el Gobierno de Kiev, que también culpa a Rusia por derribo, esta semana, de dos cazas de Ucrania. En los últimos días las fuerzas ucranias han logrado avances notables contra los rebeldes. Rusia niega haber suministrado armas a los separatistas.

En una conferencia en Aspen (Colorado), el general Martin Dempsey, jefe del Estado Mayor Conjunto de EE UU, señaló a Putin como responsable de la escalada bélica y exoneró a algunos mandos militares rusos. “Los líderes que conozco probablemente son reticentes a meterse en esta forma de guerra”, dijo, en alusión a las incursiones fronterizas y al uso de fuerzas irregulares que luchan en nombre de Rusia por delegación.

En la misma conferencia, el embajador de EE UU ante la OTAN, Douglas Lute, dijo que Rusia ha concentrado hasta 15.000 militares cerca de la frontera con Ucrania, informa Reuters. El Pentágono sostiene además que las fuerzas rusas también disponen en esta región de sistemas de lanzamiento de misiles similares al que el 17 de julio sirvió para abatir el avión de Malaysia Airlines.

“Creemos que son capaces de transferir el equipamiento en cualquier momento, a cualquier hora”, dijo en una rueda de prensa el coronel Steve Warren, portavoz del Departamento de Defensa.

En paralelo a la violencia real en el este de Ucrania, la batalla dialéctica entre Washington y Moscú no ha dejado de recrudecerse. EE UU culpa a Rusia de haber entregado a los insurgentes los misiles que sirvieron para derribar el avión de Malaysia Airlines y haberles adiestrado en su uso. También ha responsabilizado a este país de entorpecer la investigación en el terreno sobre las causas del atentado. Ahora acusa a Putin de encender un fuego de consecuencias imprevisibles, según el Pentágono.

“Lo que de verdad me preocupa es que, una vez que se ha encendido este fuego en una parte aislada del Este de Europa, no se limite al Este de Europa”, dijo el general Dempsey. “Y creo que es un riesgo real”.