Bruselas da un ultimátum a Rusia para que se implique en la paz en Ucrania

Bruselas amenaza con aplicar más sanciones a partir del lunes

Vladímir Putin, en un acto oficial este viernes.
Vladímir Putin, en un acto oficial este viernes.ALEXEI NIKOLSKY (AFP)

La Unión Europea tiene todo listo para aplicar más sanciones a Rusia si no se compromete en la paz ucrania. Y las aprobará a menos que Moscú dé pasos decididos en los próximos días. Los líderes europeos han aprobado este viernes un ultimátum al presidente ruso, Vladímir Putin, para que rebaje la tensión. El plazo concedido es muy corto: el 30 de junio. A partir de ese momento, Bruselas está dispuesta elevar el castigo al Gobierno ruso.

Tras varias semanas de perfil bajo en esta amenaza por la intervención rusa en el conflicto ucranio, los jefes de Estado y de Gobierno han decidido elevar el tono en las conclusiones de la cumbre europea que termina hoy en Bruselas. Los mandatarios comunitarios ponen cuatro condiciones a Putin: la aceptación de un mecanismo de verificación, supervisado por la OCDE –la organización que vela por la seguridad en Europa- para al alto el fuego y el control efectivo de las fronteras, la vuelta de las autoridades ucranias a tres puestos de control del este del país arrebatados a Kiev por las tropas rebeldes, la liberación de todos los rehenes y una negociación real sobre el plan de alto el fuego propuesto por el presidente ucranio, Petro Poroshenko.

Más información

Transcurrido ese breve periodo, el Consejo Europeo –que aglutina a los Estados miembros- evaluará la situación y “adoptará las decisiones necesarias si fuera preciso”, explica el comunicado, que añade “el compromiso de acordar en cualquier momento más medidas restrictivas de calado”. El texto aclara que esas sanciones pueden adoptarse “sin demora”.

El endurecimiento de la postura europea coincide con la llegada de ciertas señales de distensión por parte de Moscú. Putin ha anunciado esta semana que retiraba el permiso que había otorgado la Cámara alta rusa para poder desplegar tropas en Ucrania. Y hoy mismo se ha empezado a negociar con los prorrusos del Este el plan de ha presentado Poroshenko. La iniciativa comunitaria añade presión sobre este proceso.

El movimiento europeo se produce también pocos días después de que Estados Unidos anunciara medidas adicionales que puedan causar un perjuicio económico a sectores estratégicos de Rusia. El presidente estadounidense, Barack Obama, ha advertido recientemente de esa posibilidad y la agencia Bloomberg informaba el pasado miércoles de que la Administración tiene ya preparados castigos concretos que pueden incluir al sector tecnológico o al energético.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

Hasta ahora, Bruselas solo ha aplicado sanciones específicas contra 61 personas, en su mayoría cargos medios del Gobierno ruso y de las autoproclamadas nuevas autoridades de Crimea, el territorio anexionado por Rusia. Las sanciones consisten en impedir la entrada en la UE a esas personas y congelarles los activos que puedan tener en territorio comunitario. Por primera vez en mayo, Europa sancionó también a dos empresas crimeas, por su papel en la desestabilización de la región. Pese a la mayor contundencia de las conclusiones de este viernes, la UE tiene poco apetito por pasar a la llamada fase tres, que implica un castigo económico a Rusia de mayor alcance. Ese nuevo escenario perjudicaría también a las economías europeas y rompería los cauces diplomáticos, hipótesis que disgustan a Bruselas.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50