Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Australia redirige hacia el sur la nueva búsqueda del vuelo MH370

Los investigadores creen que la aeronave estaba en modo piloto automático cuando se estrelló

Australia redirige la búsqueda del MH370. Reuters Live!

El Gobierno australiano ha anunciado este jueves que comenzará una nueva operación de búsqueda del avión malasio desaparecido el pasado marzo, tras analizar más profundamente los datos de los satélites. Las exploraciones submarinas ahora se centrarán al sur de la zona que en un principio se apuntó como el destino final del vuelo MH370, a unos 1.800 kilómetros de costa occidental de Australia.

El viceprimer ministro australiano, Warren Truss, informó también de que los investigadores creen que el avión estaba en modo piloto automático en el momento del siniestro, el pasado 8 de marzo. La aeronave, con 239 pasajeros a bordo, desapareció en la ruta que cubría de Kuala Lumpur a Pekín. El viaje hubiera durado seis horas, pero el avión dejó de dar señales de su trayectoria pasados apenas 40 minutos después de despegar.

Las extensas búsquedas que se llevaron a cabo en el fondo marino desde la desaparición del vuelo MH370 fueron conducidas por sonidos que presuntamente provenían de las cajas negras del avión, pero terminaron a finales de mayo sin obtener ningún resultado.

En esta nueva etapa, Australia realizará un rastreo "en términos generales del área donde se comenzó a buscar la primera vez", según ha indicado Truss en una rueda de prensa. La búsqueda submarina se reiniciará en agosto y se prolongará un año, si no se halla el avión antes. El barco Fugro Equator, contratado por Australia, y el navío Zhu Kezhen de la marina china llevan trabajando varias semanas en la elaboración de un mapa del fondo marino, ha indicado el viceprimer ministro.

El pasado 18 de marzo, las autoridades definieron la zona de búsqueda en el sector meridional del Índico, a unos 2.500 kilómetros al suroeste de Perth. Diez días después se trasladó el rastreo hacia el norte, a 1.800 kilómetros al suroeste de esa ciudad. Al mes siguiente fue cuando se creyó que se oían señales acústicas de las cajas negras y la búsqueda se desplazó aun más al norte.

Los trabajos de búsqueda todavía se centran a lo largo de un arco en el Índico donde los expertos estiman que el avión agotó el combustible y en el que los satélites detectaron por última vez sus señales. El operador británico de satélites Inmarsat afirmó esta semana que los investigadores aún no han rastreado el área en la que ellos consideran que pudo caer el avión, situada más al sur.

Más información