Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Los yihadistas consolidan su avance y toman la frontera con Jordania

El secretario de Estado de EE UU pide a las iraquíes que se unan contra los extremistas

El secretario de Estado de EE UU, que se ha reunido esta mañana con el presidente egipcio, ha pedido a los habitantes de Irak que se unan para derrocar a los extremistas. Foto: Reuters
KERRY PIDE UNIÓN A LOS IRAQUÍES.  El secretario de Estado de EE UU, que se ha reunido esta mañana con el presidente egipcio, ha pedido a los habitantes de Irak que se unan para derrocar a los extremistas. Foto: Reuters REUTERS

Los insurgentes suníes han consolidado sus posiciones este domingo con la conquista de dos nuevas localidades en la provincia de Al Anbar y el único puesto fronterizo con Jordania. Tras hacerse el sábado con el puesto fronterizo de Al Qaim, en la linde internacional con Siria, los rebeldes han tomado Anah y Rawah, a orillas del río Eúfrates, en la carretera que une Bagdad con Damasco. El avance fue confirmado de forma indirecta por el portavoz militar, el general Qasem Atta, al admitir que el Ejército se había retirado de ellas por “razones tácticas”.

Además, fuentes oficiales jordanas citadas por Reuters confirmaron que el puesto fronterizo con Irak en Trebil ha sido reforzado después de que los insurgentes tomasen el único paso (a 575 kilómetros de Bagdad y a 320 de Amman. Un ministro jordano confirmó que el tráfico había sido cortado.

"El último tráfico fue sobre las siete y media de la tarde (cinco y media de la tarde hora peninsular española y los funcionarios de fronteras dicen que la situación no es normal en el otro lado", señaló el ministro de Comunicación Mohamed Al -Momani.

La explicación del oficial no tranquiliza a los iraquíes que aún no dan crédito a la espantada de sus fuerzas armadas ante la ofensiva que los yihadistas lanzaron hace dos semanas en Mosul, la segunda urbe del país. Ahora este nuevo avance en Al Anbar amenaza la ciudad de Haditha, en cuyas proximidades hay una presa. Cualquier daño a sus instalaciones afectaría a la red eléctrica nacional, además de poder causar una inundación.

La agencia Associated Press ha informado, citando fuentes militares iraquíes, que los rebeldes también han capturado este domingo el paso fronterizo de Al Walid, con Siria. De confirmarse, el único cruce oficial con Siria sería el de la región autónoma de Kurdistán. Según AFP, que cita fuentes médicas, los insurgentes han ejecutado a 21 líderes locales en las dos ciudades conquistadas.

Desde que el 9 de junio lanzaran su ofensiva, el Estado Islámico en Irak y el Levante y sus aliados han logrado hacerse con casi un tercio de Irak. Con la conquista de los pasos fronterizos, los yihadistas logran unir ese territorio con la provincia siria de Deir Ezzor, donde también son fuertes. El peligro ahora es que contagien su insurrección a la vecina Jordania, tal como teme John Kerry.

Los insurgentes controlan además la localidad de Baiji, a 200 kilómetros al norte de Bagdad, pero los militares niegan que haya logrado hacerse con la refinería. Al parecer las fuerzas especiales que la defiende tuvieron que repeler ayer un nuevo intento de asalto. En cualquier caso, la planta sigue cerrada y la mera psicosis de una posible escasez de gasolina, ya está provocando colas y carestía en la región autónoma kurda.

La televisión estatal, por su parte, informó de que la aviación había bombardeado posiciones insurgentes en Mosul y Tikrit, otra de las ciudades en su poder. Mientras, al este de ésta, las fuerzas de seguridad, secundadas por tribus pro gubernamentales, hostigaban a los rebeldes.

Los últimos avances de los extremistas del Estado Islámico de Irak y el Levante (EIIL) han llevado al secretario de Estado de Estados Unidos, John Kerry, que se encuentra de gira por Oriente Próximo, a pedir a los iraquíes que unan sus fuerzas para enfrentarse al terrorismo yihadista.

El jefe de la diplomacia de Obama, ha indicado que su país no se inmiscuirá en el conflicto del país asiático, pero que sí trabaja con países como Egipto e Israel para hacer retroceder a los extremistas. El secretario de Estado de EE UU ha indicado que el avance de los yihadistas no solo es un problema de Irak, sino “de toda la región, ya que ningún Estado está a salvo”.

Kerry es el primer mandatario internacional que visita al presidente egipcio, Abdelfatah al Sisi, tras su toma de posesión. El viaje de Kerry se produce un día después de la confirmación de la condena a muerte de 182 miembros de los Hermanos Musulmanes y de su líder, Mohamed Badie.

El mandatario estadounidense ha pedido a presidente egipcio que revise las leyes relacionadas con los derechos humanos y el sistema judicial. Kerry dijo haberle insistido sobre la importancia de la libertad de expresión, de manifestación y el papel de la prensa y de la sociedad civil en el país. "Queremos que haya un buen gobierno y el imperio de la ley y no estamos dispuestos a permitir errores en ese ámbito", ha explicado.

Más información