El Papa le muestra a Peña Nieto su preocupación por los inmigrantes

Francisco recibe en Roma al presidente de México y hablan sobre el desamparo de los clandestinos en ruta hacia EE UU

Peña Nieto con Francisco, este sábado en el Vaticano.
Peña Nieto con Francisco, este sábado en el Vaticano.C. PERI / EFE

El papa Francisco ha recibido en el Vaticano al presidente de México, Enrique Peña Nieto, y, según palabras del segundo, el Pontífice mostró una preocupación especial por el problema del desamparo de los migrantes clandestinos en ruta de Centroamérica hacia Estados Unidos.

Peña Nieto explicó a los medios después de la reunión que él se comprometió con Francisco a promover un trato institucional adecuado a las necesidades de los indocumentados.

Para el Papa la cuestión de los inmigrantes es un punto central de su agenda de reivindicación de igualdad social y del cuidado de los marginados, como demostró en julio de 2013 en su viaje a la isla italiana de Lampedusa, epicentro de tragedias de africanos que tratan de llegar a Europa por mar.

"¿Quién de nosotros ha llorado por la muerte de estos hermanos y hermanas, de todos aquellos que viajaban sobre las barcas, por las jóvenes madres que llevaban a sus hijos, por estos hombres que buscaban cualquier cosa para mantener a sus familias? Somos una sociedad que ha olvidado la experiencia del llanto", dijo entonces Francisco en una serie de preguntas que podrían aplicarse igualmente a los migrantes que cruzan México, expuestos a toda clase de abusos de redes delictivas: extorsión, secuestro, violación, trata de personas, asesinatos...

Dentro de la iglesia católica mexicana existen desde hace años figuras religiosas que por su cuenta luchan por proteger a los inmigrantes y denuncian la inacción de las autoridades para evitar los abusos criminales contra ellos. Religiosos como Alejandro Solalinde, Pedro Pantoja o el obispo Raúl Vera.

Francisco y Peña Nieto también tocaron el tema general de la violencia en México. El presidente le aseguró que tiene datos "alentadores" de que la criminalidad va en descenso. 

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites

Suscríbete aquí

La reunión duró cerca de media hora y tuvo lugar en la Biblioteca del Palacio Apostólico. Peña Nieto le regaló al Papa una camiseta de la selección de fútbol de México, que participará en el Mundial de Brasil.

Francisco le dijo al presidente que espera visitar México, pero no se concretó ninguna fecha. "Sin duda eso es motivo de gran alegría", dijo Peña Nieto. "Le he expresado que el pueblo de México es un pueblo que es católico en su mayoría, a lo que ha respondido que es católico, pero especialmente guadalupano".

El mandato de Peña Nieto ha traído un cambio en las relaciones históricas de su partido, el Revolucionario Institucional, con la Iglesia católica. En marzo de 2013 se convirtió en el primer presidente del PRI en asistir públicamente a una misa.

Durante las siete décadas de hegemonía del PRI en México (1929-2000), en las seis primeras el partido, defensor de la laicidad del Estado, no tuvo relaciones formales con el Vaticano. En 1992, el priista Carlos Salinas reanudó el contacto oficial con la Santa Sede.

Archivado En:

Te puede interesar

Lo más visto en...

Top 50