Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Cristina Fernández crea la secretaría del Pensamiento Nacional

La oposición critica la fundación del cargo y el nombramiento del filósofo oficialista Ricardo Forster

La presidenta Cristina Fernández, en un acto oficial con pensionados.
La presidenta Cristina Fernández, en un acto oficial con pensionados. EFE

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández, ha creado la Secretaría de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional, dependiente del ministerio de Cultura, mediante un decreto publicado el martes en el Boletín Oficial del Estado. Al mando de ella designó al filósofo oficialista, de 56 años, Ricardo Forster. Entre las filas de la oposición se juzgó el nombramiento como un “regalo tardío” a Forster y un acto de “viejo fascismo”.

El primero de los seis objetivos de la Secretaría, según se recoge en el propio Boletín, será “asesorar y elevar las propuestas a ser consideradas por la Ministra de Cultura en cuestiones de pensamiento nacional y latinoamericano, en materia de su competencia”. El nombramiento tuvo la virtud de fomentar desde el primer día el pensamiento crítico nacional. Así, el candidato presidencial de la opositora Unión Cívica Radical, Ernesto Sanz, señaló: “A un año y medio de irse [el Gobierno de Fernández] podían nombrar a alguien para gestionar, no para pensar”.

El historiador y columnista de La Nación Luis Alberto Romero indicó: “A este Gobierno solo le queda algo más de un año. Muy poco [tiempo] para engendrar una cultura nacional, aunque suficiente para que algunos trabajadores del intelecto se prendan de la teta del presupuesto estatal”. Romero, que fue profesor de Forster, añadió respecto a su antiguo alumno: "Es una persona muy inteligente y formada. Después cambió un poco. Lo más notable es la secretaría que se le ha creado. Primero, por lo de 'estratégico', una palabra que hubiera usado [el general Juan Domingo] Perón, porque este Gobierno no puede coordinar estratégicamente nada. Y luego, está el viejo caballito del pensamiento nacional, como si hubiera un pensamiento nacional y otro no nacional".

El periodista Marcelo Longobardi señaló en Radio Mitre, perteneciente al grupo Clarín: “Es inevitable que uno piense en Orwell, en la famosa novela 1984 donde había creado un Ministerio del Pensamiento. Y nos remite lamentablemente a Venezuela, que tiene una institución parecida, de gente que coordina el pensamiento nacional venezolano. Uno imagina comisarios políticos o como dijo, Julio Bárbaro, una suerte de Ministerio de la Verdad. La reacción ante estos cuestionamientos por parte del señor Forster y del Jefe de Gabinete, han sido reacciones en el plano personal. Nadie está discutiendo al señor Forster. Se está confundiendo el debate queriéndolo poner en la figura de Forster. A la Argentina le produce escalofríos la idea de una secretaría que se dedique a establecer cuál debe ser el pensamiento de un país”.

Lo único que puedo decir es que se detengan a ver mi biografía académico–intelectual para borrar del mapa cualquier alusión al pensamiento totalitario o único.

Ricardo Forster

Forster es uno de los intelectuales más destacados del grupo Carta Abierta, organización que nació hace seis años, en pleno enfrentamiento del Gobierno con el sector del campo y con los diarios Clarín y La Nación. Desde 2008, el grupo se ha reunido en numerosas ocasiones y ha publicado 16 cartas. En la última, difundida la semana pasada, se centró en lo que se ha convertido ya en motivo de casi todos los análisis políticos: las elecciones presidenciales que se celebrarán en octubre de 2015.

¿A quién otorgará Cristina Fernández su apoyo dentro del kirchnerismo? No lo ha dicho. Pero el candidato que más opciones tiene es Daniel Scioli, gobernador de Buenos Aires. Y Scioli tiene fama entre los más fieles kirchneristas de ser demasiado complaciente con los “medios hegemónicos”, es decir, con el grupo Clarín y con las grandes “corporaciones” capitalistas. Forster dijo a título personal que Scioli no lo representa. Y añadió: “Tenemos confianza en que Cristina no está dispuesta a entregar años de pasión, de sacrificio y de sueño a una alternativa que simplemente clausure, bajo el nombre de otro hombre que no tiene nada que ver con la historia del kirchnerismo”. El nombramiento de Forster como secretario de Coordinación Estratégica del Pensamiento Nacional se puede interpretar como un apoyo explícito de Fernández a Forster y rechazo implícito a Scioli.

Por su parte, Forster indicó al diario Clarín: “Lo único que puedo decir es que se detengan a ver mi biografía académico–intelectual para borrar del mapa cualquier alusión al pensamiento totalitario o único. Cualquiera que tenga honestidad intelectual y se dedique a ver lo que he escrito a lo largo de mi vida, sabe que vengo de una tradición plural, democrática. Y que para mí el pensamiento y en este caso el pensamiento nacional hace referencia a la confluencia de tradiciones que forman la tradición argentina y sobre eso voy a trabajar como secretario y con mucho orgullo en el ministerio de Cultura”.

La otra vertiente del nombramiento se produjo en las redes sociales. Hay quien entiende que Forster suele usar un lenguaje demasiado barroco y ampuloso. Alguien creó un perfil falso en Twitter con su nombre y desde allí lanza desde hace meses frases que pretenden imitar las expresiones de Forster. Ayer, los mensajes de “Forster de Peaple” se convirtieron en tendencia nacional. Uno de ellos decía: "Secretario de Coordinación Estratégica para el Pensamiento Nacional. Entró 140 caracteres". Y otro: "Como SDCEPPNDMC me comprometo a crear un DDIPLCDM (Dispositivo Discursivo Interpersonal para la Comunicación de Masas) y entendernos mejor".

El verdadero Forster insistió, en declaraciones a la agencia oficial Télam, que su objetivo será generar "un debate abierto, un espacio abierto para discutir todo lo que es imprescindible discutir en la Argentina de hoy".