Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
Conflicto Israel-Palestina

Los partidos palestinos Al Fatah y Hamás anuncian la reconciliación

Israel cancela una reunión con la OLP y ataca objetivos en el norte de Gaza tras el anuncio

Los palestinos anuncian un Gobierno de unidad en cinco semanas y elecciones en seis meses

REUTERS-LIVE!

Hamás y la Organización para la Liberación de Palestina (OLP) firmaron este miércoles el final de casi siete años de rivalidad. Según anunciaron las partes en una rueda de prensa celebrada en Gaza, la reconciliación se formalizará antes de cinco semanas con la instauración de un Gobierno de unidad que presidirá de forma interina el actual presidente de la Autoridad Nacional Palestina (ANP) y líder de la OLP, Mahmud Abbas. Su primer cometido será la convocatoria de unas elecciones legislativas conjuntas en Gaza y Cisjordania. Las últimas se celebraron en 2006. Los palestinos se han dado ahora medio año de plazo para organizar las próximas, una vez que el Gobierno de unidad sea ratificado por el Parlamento.

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, canceló tras el anuncio una reunión entre representantes de su Gobierno y la OLP planeada para el miércoles por la tarde. Fue la primera señal de alarma ante un acuerdo anunciado apenas una semana antes de que termine el plazo fijado para las negociaciones de paz entre Israel y la ANP de Abbas. Netanyahu acusó a Abbas de haber "elegido a Hamás en lugar de la paz".

La organización islamista Hamás controla la Franja de Gaza y no reconoce la existencia de Israel. Desde 2007 hasta hoy ha negado también la legitimidad del Gobierno de Abbas en Ramala (Cisjordania).

La anunciada reconciliación entre Hamás y la OLP se basa en los acuerdos previos alcanzados por las facciones palestinas en reuniones celebradas en El Cairo y en Doha 2012, que nunca llegaron a aplicarse.

Aunque quedan puntos abiertos en el acuerdo y pese a estos precedentes poco halagüeños, los palestinos aseguran haber dado el miércoles un paso definitivo para resolver el cisma político y administrativo que en los últimos siete años ha separado Cisjordania, administrada por la Autoridad Nacional Palestina que preside Abbas, de la Franja de Gaza. Sometida a un férreo aislamiento por parte de Israel, Gaza quedó bajo el control de Hamás cuando los islamistas expulsaron violentamente a sus rivales en 2007.

Tanto los delegados de la OLP en las negociaciones como el líder de Hamás y jefe del Gobierno de Gaza, Ismael Haniya, dijeron el miércoles que Mahmud Abbas presidirá también el Gobierno de unidad. Haniya aseguró a los periodistas congregados en Gaza que está “feliz de proclamar el final del período de división entre los palestinos”.

Un grupo de palestinos celebra la unión entre Al Fatah y Hamás. ampliar foto
Un grupo de palestinos celebra la unión entre Al Fatah y Hamás. REUTERS

La aviación israelí atacó el mismo miércoles objetivos en el norte de la Franja de Gaza,minutos después del anuncio de reconciliación, en lo que fuentes del Ejército israelí describieron como una “operación antiterrorista”. La agencia France Presse habla de seis heridos, uno de ellos grave. Se vieron así empañadas las celebraciones populares en Gaza por el acuerdo que pretende recuperar la convivencia entre el islamista Hamás y los laicos de Al Fatah, el partido de Mahmud Abbas y principal fuerza política en la OLP.

Abbas debe decidir si busca la paz con Israel o con Hamás

Benjamín Netanyahu, primer ministro de Israel

Antes de que se anunciara el inesperado pacto, el primer ministro israelí había reiterado el miércoles su oposición a cualquier acuerdo con Hamás. Repitió Netanyahu a sus interlocutores palestinos que Abbas debe “decidir si busca la paz con Israel o con Hamás”. Las conversaciones entre Israel y la ANP se prolongan desde el pasado mes de julio. Pese a la tutela estadounidense, todavía no han podido siquiera acordar una prórroga negociadora más allá del martes que viene. El acuerdo entre Hamás y la OLP se interpreta en Israel como una forma de presión por parte de Abbas en las empantanadas negociaciones de paz. Ahora penden de un hilo.

Estados Unidos advirtió tras el anuncio que solo reconocerá un futuro Gobierno de unidad palestino que, a su vez, reconozca el Estado de Israel, renuncie a la violencia y suscriba los acuerdos  firmados por la ANP. Fuentes del Gobierno estadounidense citadas por el diario israelí Haaretz aseguran que estas condiciones “determinarán” su relación con el Gobierno palestino de unidad anunciado el miércoles.

Hace un par de semanas, el secretario de Estado estadounidense, John Kerry, amenazó con abandonar su papel mediador ante la parálisis de israelíes y palestinos, que no avanzaban en las eternas negociaciones.