Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra
ELECCIONES EUROPEAS

Empate entre socialdemócratas y populares a un mes de las europeas

La tercera opción más votada, con un 9%, serían los partidos no tradicionales, según un sondeo del Parlamento Europeo en colaboración con el instituto TNS Opinion

Fuente: Parlamento Europeo y TNS Opinion. Ampliar foto
Fuente: Parlamento Europeo y TNS Opinion.

Apenas cuatro diputados en una cámara de 751. Esta es la ventaja que el Partido Popular Europeo (PPE) sacaría a los socialdemócratas si las elecciones del próximo mayo se hubieran celebrado esta semana, según el último sondeo encargado por el Parlamento Europeo. El PPE obtendría el 28,36% de los votos, frente al 27,83% de los socialistas. Un estrecho margen que permitiría a los conservadores seguir siendo la fuerza mayoritaria en el hemiciclo, aunque perderían 61 eurodiputados: de los 274 actuales pasarían a tener 213. Los socialdemócratas, por el contrario, mejorarían su posición: de 195 a 209. A poco más de un mes de los comicios, ambas formaciones están prácticamente empatadas.

“El resultado es imprevisible”, afirma Thomas Risse, profesor de Relaciones Internacionales en la Freie Universität de Berlín: “Populares y socialdemócratas han ido muy igualados en las encuestas estos últimos meses. Una diferencia del 1% o del 2% no es en absoluto concluyente”. A mediados de marzo, los conservadores aventajaban dos puntos a los socialistas. El lunes, la distancia era de apenas 0,67.

Según este sondeo, realizado por el Parlamento Europeo en colaboración con el instituto TNS Opinion utilizando datos de los 28 Estados miembros, la tercera fuerza más votada, con un 8,92%, sería la catalogada como “otros”, que aglutina a partidos políticos cuya afiliación debe aún determinarse. Después de las elecciones, tendrán que decidir si se asocian entre sí, se unen a alguna familia política o permanecen en el grupo de los no alineados. En cualquier caso, lo significativo es que, si a quienes se decantan por esta opción se suma el 5% que se decide por dar su voto a un partido no alineado, el resultado es que el 14% de los electores europeos apoya a alguna formación no tradicional.

En la composición del nuevo hemiciclo será importante examinar el porcentaje de euroescépticos. Aunque según el sondeo no obtendrán los suficientes escaños como para alterar de manera significativa el funcionamiento de la Cámara, el grupo Europa de la Libertad y la Democracia, que en esta legislatura ha incluido a UKIP, el partido del eurófobo británico Nigel Farage que lidera los sondeos de su país, mantendrá su posición. Con un 4,26% de los votos, el grupo pasará de tener 31 escaños a contar con uno más. Sin embargo, el grupo de los Conservadores y Reformistas Europeos —que reúne la mayor parte de opciones euroescépticas en el Parlamento, fundamentalmente conservadores británicos, polacos y checos— perderá fuerza: sus 57 diputados se verían reducidos a 38, según la intención de voto.

Después de las elecciones que se celebrarán en Europa del 22 al 25 de mayo, el Partido de la Izquierda Europea saldrá reforzado. Si se cumplen las previsiones de este último sondeo, este grupo, que en España está representado por Izquierda Unida y que también acoge a la izquierda verde de los países nórdicos, ganaría 14 eurodiputados: de los 35 actuales pasaría a tener 49. En el lado contrario se sitúan los liberales, el grupo que caería con más fuerza. Seguirían siendo la tercera fuerza en el hemiciclo, pero sus 83 escaños se verían reducidos a 61. Los verdes también experimentarían una caída: perderían 12 diputados y se quedarían con 42.

Con unas elecciones que se juegan en clave nacional en muchos países de la Unión, los debates internacionales están pasando desapercibidos en la campaña. Incluso la crisis en Ucrania, en la que solo la extrema derecha ha tomado partido por uno de los dos bandos, el ruso. “Es algo que queda demasiado lejos para la mayoría de Europa. Que el Frente Nacional de Marine Le Pen se posicione no va a tener para ellos consecuencias electorales”, opina Risse. Según Kevin Cunningham y Simon Hix, que forman parte del equipo que elabora los sondeos de PollWatch2014, en las últimas semanas se ha producido un avance de las opciones conservadoras aglutinadas en el EPP, particularmente en Polonia, “quizás relacionadas con la inseguridad” producida por el conflicto en Ucrania. “Es posible que allí, que comparten frontera, y en los países bálticos, la escalada de tensión haya pasado a formar parte de la campaña electoral. Desde luego, en el resto del continente no lo ha hecho y, a no ser que el conflicto se recrudezca, no creo que ocurra”, afirma Risse.