Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea General de la ONU respalda la integridad de Ucrania

La organización declara la “invalidez” del referéndum secesionista de Crimea por 100 votos a favor y 11 en contra, en una resolución que no menciona a Rusia

Sede de la ONU en Nueva York.
Sede de la ONU en Nueva York. AP

Mientras en Europa el presidente de Estados Unidos escenificaba con los países miembros de la Unión Europea, la OTAN y el G-7 el aislamiento a Rusia en represalia por su invasión y posterior integración en su territorio de la región ucrania de Crimea, en Nueva York, la Asamblea General de Naciones Unidas refrendaba ese ostracismo este jueves a través de una resolución promovida Kiev en la que se concluye que esa anexión es ilegal.

100 estados miembros han respaldado el documento, 58 se han abstenido y 11 –Armenia, Bielorrusia, Bolivia, Cuba, Corea del Norte, Nicaragua, Rusia, Sudán, Siria, Venezuela y Zimbawe- han votado en contra. Eresultado evidencia que los esfuerzos de Moscú por esgrimir el derecho a la autodeterminación de los ciudadanos de Crimea no han dado resultado. No obstante, parte del buen número de apoyos se han logrado recabar eliminando del texto cualquier mención específica a Rusia, en una muestra del poco ánimo que existe en el seno de la organización por distanciarse de manera abrupta de país que preside Vladimir Putin.

“La resolución no está dirigida a condenar a ningún Estado miembro”, advertía en una carta que acompañaba al documento el representante de Ucrania ante la ONU, Yuriy Sergeyev. El texto establece que “el referéndum que se desarrolló en la República Autónoma de Crimea el 16 de marzo no tiene validez y no puede servir de base para la alteración del estatus de la República Autónoma de Crimea o de la ciudad de Sebastopol”. En esa misma línea conciliadora, la resolución llama a “todas las partes a buscar de manera inmediata una solución pacífica a la situación en Ucrania a través de un diálogo político directo, a ejercer la contención, a evitar cualquier tipo de acciones unilaterales y retórica provocativa que pueda incrementar la tensión”.

Aunque este tipo de resoluciones no son vinculantes, a diferencia de las del Consejo Permanente, las votaciones en el seno dela Asamblea General, donde están representados los 193 Estados que integran las Naciones Unidas tienen un especial carácter simbólico ya que, en el fondo, muestran el parecer general a nivel mundial respecto de los diferentes escenarios internacionales que allí se debaten.

Donde Rusia no necesita poner en práctica sus maniobras proselitistas es en la Asamblea General. Su poder de veto impidió, un día antes de que tuviera lugar el referéndum en Crimea, que los países miembros aprobaran una resolución en la que se denunciaba la “invalidez” de esa consulta secesionista. El pasado 19 de marzo también impidió que la ONU votara otro texto promovido por Ucrania en el que se denunciaba la anexión.

Más información