Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Jerusalén aprueba 184 nuevas viviendas en suelo ocupado palestino

Un informe de la OLP señala que desde el inicio del diálogo de paz, Israel ha iniciado a construir 10.509 casas en asentamientos

Imagen de la construcción de un edificio al sur de Jerusalén en el barriorn Har Homa, a menos de cinco minutos de Belén. Ampliar foto
Imagen de la construcción de un edificio al sur de Jerusalén en el barrio Har Homa, a menos de cinco minutos de Belén. EFE

El Comité Local de Planificación de Jerusalén ha dado esta mañana permiso para que se construyan 184 viviendas más en dos colonias de la capital, en el noreste y sureste, zona palestina anexionada por Israel en 1967 y reconocida como ocupada por Naciones Unidas. En concreto, se levantarán 144 casas en Har Homa, a menos de cinco minutos de Belén (Cisjordania), y otras 40 en Pisgat Zeev, enclavado entre el vecindario árabe de Beit Hanina y las villas de A Ram y Hezma. Entre los dos barrios-asentamientos suman ya 63.000 colonos, de los más de 500.000 que residen entre Jerusalén Oriental y Cisjordania.

Según confirman en el departamento de comunicación del Ayuntamiento jerosolimitano, varias promotoras privadas tienen comprado el terreno desde hace años y ahora es cuando se han completado los preceptivos permisos de obra. Los trabajos pueden comenzar de inmediato, agregan. Tanto Har Homa como Pisgat Zeev son importantes porque, por su elevado número de habitantes y las infraestructuras que albergan, Israel quiere que se mantengan dentro de sus fronteras en el caso de que se llegue a la creación de un Estado palestino.

Pepe Alalu, del partido izquierdista Meretz, ha recordado además que el primero de ellos está ubicado en el terreno natural para unir la zona árabe de Jerusalén con poblaciones como Beit Sahour y Belén, históricamente muy conectadas con la ciudad. “Se complica la posibilidad de llegar a un acuerdo con los palestinos”, advierte. Ya hace un mes, la jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, se mostró “profundamente preocupada” por la ampliación de colonias ilegales en Jerusalén Este, porque “dificulta” la solución de dos estados. En enero, cinco países comunitarios, entre ellos España, reprendieron a los embajadores israelíes en su territorio por persistir en la construcción en zona ocupada.

La Organización para la Liberación de Palestina (OLP), que se encarga de las negociaciones de paz con Israel, emitió el martes un informe de “violaciones” de su contraparte desde que se retomó el diálogo, a finales de julio pasado, en el que se afirma que en estos meses se han comenzado a construir 10.509 casas en asentamientos. En 2013, recalca, el incremento de obra nueva fue del 123% respecto a 2012, según estadísticas oficiales israelíes. El pasado domingo, el ministro de Vivienda, Uri Ariel (Casa Judía), confirmó en una visita a la Explanada de las Mezquitas que se van a proyectar más unidades en Ramot, también en Jerusalén Este. El diario Al Quds afina que serán 734 y estarán destinadas a soldados y policías.

Hoy, además, se ha registrado la muerte de un adolescente palestino al sur de Hebrón (Cisjordania). El chico, identificado como Yussef Shawamrah, de 15 años, fue disparado por fuerzas israelíes en la localidad de Deir al Asal al Fauqa cuando trataba de “sabotear” la valla-muro de separación levantada por Israel, según explica el Ejército. Al parecer, se le dio el alto verbalmente, aunque no hizo caso, y tampoco atendió a los tiros al aire de advertencia. Entonces se le disparó a sus extremidades inferiores, como indica el protocolo militar. Sin embargo, la familia de la víctima niega esta versión y explica que el muchacho estaba recogiendo una especie de cardos en la zona próxima a la valla, que no recibió aviso alguno y que no estaba tratando de escalar o dañar la alambrada, informa la Agencia Maan.

Palestina amenaza con retomar “inmediatamente” la campaña para ser reconocida como estado de pleno derecho dentro de la ONU

En el plano político, el negociador palestino Nabil Shaath ha amenazado este miércoles con retomar “inmediatamente” la campaña para que Palestina sea reconocida como estado de pleno derecho en la ONU si no se produce la última liberación prevista de presos palestinos, 26 más que deben completar el grupo de 104 que Israel se comprometió a excarcelar cuando comenzó la nueva ronda de diálogo, el pasado verano. Desde noviembre de 2012, Palestina ya es estado observador, no miembro, en la Asamblea, pero no ha peleado el reconocimiento total a petición de Estados Unidos, a la espera de ver cómo evoluciona esta etapa negociadora.

En principio, la fecha prevista para la cuarta y última liberación es el 29 de marzo, pero el martes la negociadora israelí, la también ministra de Justicia Tzipi Livni, recordó que no están “obligados” a soltar a estos reclusos y que todo dependerá de cómo “avancen” las negociaciones. El 29 de abril finaliza el periodo inicial de nueve meses que se dieron los dos equipos para llegar a un principio de acuerdo.

También esta mañana, los diarios israelíes Haaretz y The Jerusalem Post han desvelado el malestar creciente del Gobierno de EEUU con el titular de Defensa de Israel, Moshe Yaalon, y sus críticas a la Administración Obama. En la noche de ayer, Yaalon (del mismo partido que Netanyahu, el Likud), denunció la “debilidad” norteamericana en materia exterior, con ejemplos como Crimea e Irán, que está “decepcionando” a sus socios en Oriente Medio. Funcionarios norteamericanos dicen estar “impactados” por las palabras del ministro, que “socavan” los lazos de seguridad entre los dos países. Lo confirman fuentes de la Embajada en Tel Aviv. Yaalon, a mediados de enero, ya cargó contra el secretario de Estado norteamericano, John Kerry, piloto del proceso de paz, al que acusó de actuar con un “fervor mesiánico”. “Que gane el Nobel y nos deje en paz”, añadió. Entonces emitió un comunicado de disculpas