Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Kiev crea un cuerpo militarizado ante la amenaza rusa

El Parlamento aprueba la institución de una Guardia Nacional con hasta 60.000 efectivos

Rusia anuncia nuevas maniobras militares en la frontera con Ucrania

Un manifestante pro Kiev ha muerto apuñalado en la ciudad de Donetsk, al este del país

La violencia en Donetsk deja al menos dos muertos. Atlas

Las autoridades ucranias acaban de crear un nuevo cuerpo de seguridad, la Guardia Nacional, en pleno conflicto con Rusia y en víspera del referéndum secesionista de Crimea. Tendrá hasta 60.000 miembros reclutados entre la reserva, las academias militares y los grupos de autodefensas, la dispar amalgama de civiles uniformados que patrulla las calles de Kiev desde las protestas. Duarnte la noche del jueves, además, un manifestante pro Kiev ha muerto "apuñalado", según el ministerio de Sanidad, y unas 17 han resultado heridas durante una protesta en la ciudad de Donetsk, al este de Ucrania. Se trata de la primera víctima mortal fuera de la capital, Kiev.

Crimea en la ONU

El Parlamento ucranio aprobó una resolución en la que pide a la ONU que debata con urgencia la situación creada en la república autónoma de Crimea tras el "acto de agresión perpetrado por Rusia".

El primer ministro ucranio, Arseni Yatseniuk, como parte de su viaje a EE UU intervino este jueves en Nueva York en una nueva sesión del Consejo de Seguridad de la ONU dedicada a analizar la crisis en Ucrania.

La nueva Guardia Nacional dependerá del Ministerio del Interior y tendrá varias misiones, que incluyen la protección de las fronteras, reforzar la seguridad del Estado y la lucha contra el terrorismo. El trámite parlamentario ha sido acelerado --como casi cualquiera desde la caída de Viktor Yanukóvich hace tres semanas—, y la aprobación por la Rada Suprema se produce apenas 48 horas después de que el presidente ucranio, Alexander Turchínov, admitiera que hay que “reconstruir el Ejército desde cero”. El ministro de Defensa, Igor Teniuj, abundó en las carencias militares ucranias y acusó al expresidente Yanukóvich de haber “destruido a propósito los recursos y las posibilidades de defensa del Ejército”. También reconoció que las fuerzas armadas ucranias solo tienen 6.000 soldados preparados para el combate frente a una potencia militar rusa de más de 200.000 soldados desplegada en la frontera oriental de Ucrania.

Kiev se queja de la falta de medios, pero asegura que le sobran voluntarios para defender al país. El Ministerio de Defensa cifraba en “cientos” el número de personas que habrían acudido cada día a las oficinas de reclutamiento desde que empezó la agresión rusa. El miércoles, Andriy Parubi, secretario del Consejo Nacional de Seguridad y Defensa, dijo que eran unas 40.000 en total. Eso sin contar los que han apuntado a los grupos de Autodefensa –el propio Parubi era el comandante del Maidán cuando la protesta se tornó violenta— o a los más radicales del Sector de Derecha, muy nacionalistas y de extrema derecha, que enseguida llamaron a la movilización y a estar preparados para la defensa del país.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >