Israel muestra el arsenal del barco aprehendido a Irán en el mar Rojo

Son 40 misiles M-302, 181 cabezas de mortero y 400.000 balas para Kaláshnikov

Benjamín Netanyahu con los misiles interceptados la semana pasada.
Benjamín Netanyahu con los misiles interceptados la semana pasada.JACK GUEZ (AFP)

El primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, inspeccionó este lunes en la ciudad portuaria de Eilat el arsenal aprehendido la semana pasada a un buque mercantil con cargamento iraní. Escondidos entre sacos de cemento en polvo en 100 contenedores, los soldados israelíes encontraron 40 misiles tipo M-302 con un alcance de entre 90 y 160 kilómetros; 181 cabezas de mortero y 400.000 balas de calibre 7.62 para rifles Kalashnikov, todos expuestos este lunes.

En un discurso, Netanyahu criticó que la comunidad internacional no haya denunciado enérgicamente el envío de estas armas. “De hecho, he visto a líderes internacionales intercambiando sonrisas y apretones de mano con los líderes iraníes en los mismos instantes en que descargábamos aquí estas armas”, dijo el Primer Ministro. Las potencias occidentales están negociando con Irán una posible congelación al programa nuclear de este, algo a lo que Israel se opone, pues considera que debería prohibírsele cualquier enriquecimiento de uranio, sin excepciones.

La Flotilla 13 de la Armada israelí interceptó el buque, de bandera panameña, el miércoles pasado. La tripulación, al mando de la cual se hallaba un capitán turco, permitió a los soldados israelíes inspeccionar su carga sin resistencia. El buque, operado por una empresa de las islas Marshall, fue escoltado por la Armada israelí al puerto de Eilat, adonde llegó el domingo.

Más información
Israel intercepta un barco con misiles iraníes con destino a Gaza

De la carga aprehendida, el Ejército israelí mostró este lunes dos contenedores que habían sido sellados con el precinto de inspección de aduanas del Estado iraní y que contenían sacos de cemento en polvo donde se leía el lema “hecho en la República Islámica de Irán”. En uno de los contenedores las sacas de cemento cubrían a duras penas cajas de madera de más de dos metros de largo dentro de las cuales se escondían los misiles.

En el barco había en total 150 contenedores en los que se había diseminado la carga oculta. El centenar con armas procedía del puerto iraní de Bandar Abbas, de donde el barco, de nombre Klos-C, puso rumbo a Umm Qasr, en Irak, donde recibió otros 50 recipientes. El próximo destino era Puerto Sudán, pero antes de llegar allí la Armada israelí interceptó la carga, a 1.500 kilómetros del puerto de Eilat, donde se halla ahora.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete

Netanyahu inspeccionó este miércoles junto a su ministro de Defensa, Moshe Yaalon, los 40 misiles, expuestos en su totalidad en esta base naval. El M-302 es un modelo fabricado en Siria a mediados de los años 90 del siglo pasado. Tiene una cabeza con una capacidad de carga de hasta 140 kilos. Israel mantiene que fueron cedidos por el régimen sirio a la fuerza Quds de la Guardia Revolucionaria iraní, responsable de su envío por vía marítima.

El arsenal expuesto por el Ejército israelí.
El arsenal expuesto por el Ejército israelí.JACK GUEZ (AFP)

“No hay guerra en Oriente Próximo a la que Irán no le haya brindado armas, dinero y entrenamiento. Ha sucedido en Afganistán, Bahrein, Yemen, Siria, Irak, Líbano y en este caso Gaza”, dijo Yaalon en un discurso.

La existencia y procedencia del arsenal han quedado probadas este lunes con la inspección del Primer Ministro. La única duda es su destinatario. El Gobierno de Israel mantiene que este era el grupo islamista Hamás en la franja de Gaza, aunque no ha revelado ninguna prueba sólida que ratifique esa tesis. De haber llegado allí, los misiles M-302 hubieran colocado en un radio de ataque a cinco millones de personas, incluidos todos los habitantes de las zonas metropolitanas de Jerusalén y Tel Aviv.

Según Reuven Ben Shalom, ex oficial del ejército israelí que ha participado en operaciones similares en el pasado, “los analistas de inteligencia israelíes le mostraron al Primer Ministro claras pruebas de que el cargamento se dirigía a Gaza, como grabaciones de llamadas telefónicas o documentos”. “No hay duda de que Israel tenía esas pruebas, que no puede revelar por motivos de seguridad, cuando le comunicó a Estados Unidos que iba a efectuar esa operación”, añade.

El Ejército israelí mantiene que tras alcanzar Puerto Sudán el arsenal hubiera llegado a Gaza a través de los túneles de contrabando que ya se han empleado para traficar armas en el pasado. Esos túneles, sin embargo, han sido en su gran mayoría clausurados por el Ejército egipcio, que en un golpe de Estado en julio retomó el control del país. Quedan aún unos pocos operativos, pero férreamente controlados por los soldados.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS