Chile espera con tensión la visita de Maduro

Camila Vallejo, diputada electa por el Partido Comunista, defiende el régimen chavista y denuncia “una utilización mediática”

Una de las principales incógnitas del Gobierno de Michelle Bachelet, que arrancará el próximo martes 11, radica en la capacidad de la presidenta de controlar a su conglomerado, la Nueva Mayoría, que agrupa a fuerzas diversas que se extienden desde la Democracia Cristiana (DC) hasta el Partido Comunista (PC). A una semana de la toma de posesión de la médico de 62 años, sin embargo, el centro izquierda comienza a entregar las primeras señales y, a propósito de la inminente visita a Chile del mandatario de Venezuela, Nicolás Maduro, ha dejado entrever que el próximo período estará marcado por sus divisiones internas en temas clave como las relaciones internacionales.

No se conoce con exactitud la fecha de arribo del presidente venezolano, que a través de su embajada en Santiago ha informado que, pese a la tensión política que enfrenta en su país, estará presente en la toma de posesión de Bachelet. La confirmación de su llegada animó a un puñado de parlamentarios de izquierda a solicitar un encuentro privado con el sucesor de Hugo Chávez, lo que ha sido reforzado por declaraciones de solidaridad de algunos congresistas hacia el régimen venezolano. La diputada electa, la comunista Camila Vallejo, ha hecho público en las últimas semanas su respaldo a Maduro y este martes reiteró su posición: “Creo que ha habido una utilización mediática en Venezuela y también con Estados Unidos, por tratar de demostrar que en Venezuela hay una sistemática violación de los derechos humanos”.

La Democracia Cristiana, que no ha ocultado en los últimos años sus diferencias irreconciliables con el chavismo, observa con distancia y preocupación la postura de sus socios de izquierda. El jefe de los senadores democristianos, Patricio Walker, presentará esta tarde un proyecto de acuerdo en el Parlamento para que la Cámara Alta chilena condene la actuación del Gobierno de Maduro a pocos días de que el mandatario inicie su visita a Santiago. La derecha ha seguido un camino similar: los diputados iniciaron este martes su año legislativo con un minuto de silencio en solidaridad con el pueblo venezolano, a petición de la Unión Demócrata Independiente (UDI), que ha solicitado una sesión especial de la Cámara Baja para “analizar las graves violaciones a los derechos humanos que ocurren diariamente en contra de la población civil que se manifiesta pacíficamente en Venezuela”.

Los comunistas han replicado con fuerza contra la derecha, lo que es previsible, pero también han lanzado un duro dardo contra sus aliados de la DC y les han recordado su posición a favor del golpe de Estado de 1973 contra Salvador Allende: “Tienen un doble discurso. Por una parte dicen defender la democracia, pero por otra -como ya ha ocurrido- han facilitado las salidas antidemocráticas de tan graves consecuencias, como ya sucedió en Chile y como eventualmente podría ocurrir en Venezuela”, señala un comunicado de los diputados del PC.

Bachelet no ha zanjado las diferencias que se asoman en su conglomerado, pero su futuro ministro del Interior y hombre de confianza, Rodrigo Peñailillo, lo intentó con una frase escueta y categórica: “Todos los presidentes son bienvenidos”.

El cambio de mando está programado para el martes 11 de marzo y se desarrollará en el Congreso de Valparaíso, a 120 kilómetros de Santiago. Entre los líderes que han confirmado su asistencia a la toma de posesión de Bachelet y despedida de Piñera, que se va con un 50% de popularidad, se encuentran la argentina Cristina Fernández, la brasilera Dilma Rousseff, el uruguayo José Mujica, el ecuatoriano Rafael Correa, el peruano Ollanta Humala, el colombiano Juan Manuel Santos y el vicepresidente de Estados Unidos, Joe Biden. A las 19 horas de esa misma jornada, en la capital, diversos grupos de izquierda extraparlamentaria realizarán una manifestación en el teatro Caupolicán para conmemorar un año de la muerte de Chávez y darle apoyo a su sucesor.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS