Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Obama se interesa por las reformas económicas y la seguridad en México

“Quiero felicitar al presidente Peña Nieto por los grandes esfuerzos que han entablado este año", dice el mandatario de EE UU

Obama, Peña Nieto y Harper, en la cumbre de Toluca (méxico) este miércoles.
Obama, Peña Nieto y Harper, en la cumbre de Toluca (méxico) este miércoles. REUTERS

La última vez que Barack Obama visitó México, en mayo pasado, Enrique Peña Nieto ya había logrado la aprobación de una importante reforma, la educativa, y su Gobierno había detenido a la líder sindical Elba Esther Gordillo. El presidente mexicano iba en ascenso, en el mundo se hablaba del Mexican Moment y eso que aún no pasaba lo más importante: la apertura del sector energético, ocurrida en diciembre. Ahora, de vuelta en suelo azteca, el mandatario estadounidense quiere saber cómo se llevarán a la práctica esos importantes cambios legislativos y, también, cómo se avanzará en la seguridad de la nación latinoamericana.

“Quiero felicitar al presidente Peña Nieto por los grandes esfuerzos que han entablado este año por las reformas que han realizado, que son muy prometedoras para que México sea más competitivo y se den más oportunidades a su pueblo”, dijo Obama este mediodía, recién llegado al palacio de gobierno del Estado de México, entidad colindante con la capital mexicana y donde este miércoles se lleva a cabo la VII Cumbre de Líderes de América del Norte.

“Estoy muy interesado en escuchar de parte del presidente Peña Nieto acerca de las estrategias que tienen para aplicar las reformas, irlas implementando, en materia de justicia penal, en materia de seguridad. Son reformas que son urgentes y tenemos una excelente cooperación en estos espacios”, agregó el estadounidense, quien sostuvo una bilateral con Peña Nieto y tiene programada una más con Stephen Harper, primer ministro de Canadá, el otro protagonista de la reunión en Toluca.

Obama habló de seguridad antes que de temas de competitividad, la otra esfera en torno a la cual gira esta cumbre. De hecho, en la reunión bilateral, de escasos quince minutos, el presidente estadounidense solo estuvo acompañado de Susan Rice, asesora de Seguridad Nacional. A Peña Nieto lo acompañó en esa cita el secretario de Relaciones Exteriores José Antonio Meade Kuribreña. Luego, a ambos mandatarios se unieron sus respectivas comitivas. Resultó notable la presencia de funcionarios de seguridad en la de Estados Unidos, encabezados por Jeh Johnson, secretario de Seguridad Interior.

Entre los temas acordados para discutir en esta Cumbre, las delegaciones trabajaban en acuerdos para atender “riesgos endógenos y trasnacionales, a partir de los principios de responsabilidad compartida y confianza mutua”, según supo este diario. Las delegaciones buscaban “expresar que sólo mediante la coordinación de esfuerzo nacionales en seguridad, es posible hacer frente a organizaciones criminales transnacionales”.

En la declaración oficial de la cumbre, a darse a conocer la noche de este miércoles, se podrá saber el alcance de nuevos acuerdos en materia de seguridad, así como en temas de energía, comercio y transporte, otros de los grandes ejes de esta reunión.

“(Quiero hablar con Peña Nieto) sobre lo que hemos estado haciendo para cerciorarnos de que Norteamérica sea la región más competitiva del mundo, que sigamos integrando nuestras economías de manera más eficaz, para poder así crear empleos en Estados Unidos, México y Canadá; y asimismo poder proyectar desde México, Estados Unidos y Canadá, nuestros bienes y servicios a otras regiones del mundo”, puntualizó Obama.

En la agenda de los presidentes destaca el proyecto de un plan de trabajo para la competitividad, que incluye un plan de transporte, o acuerdo de movilidad, entre estas naciones. Veinte años después de la entrada en vigor del Tratado de Libre Comercio de América del Norte, que se cumplieron en enero, el comercio trilateral se ha incrementado 3,7 veces y alcanza el billón de dólares anuales. En contraste, los mecanismos para facilitar el traslado de los viajeros frecuentes entre esas naciones no sólo no han crecido al parejo que ese intercambio, sino que incluso en este periodo Canadá se volvió más restrictivo con los mexicanos. Los países, según ha trascendido, discutirán la ampliación de programas para agilizar sus fronteras como los ya existentes Global Entry, Nexus, y otros por definir en este mismo año.

El proyecto de agenda de los países planteaba en el tema de la competitividad que habrían de crearse sinergias con otros países y bloques, prioritariamente la Unión Europea y los países miembros del Acuerdo de Asociación Transpacífico, TPP por sus siglas en inglés.

“En temas comerciales, como el tema del Acuerdo de Asociación Transpacífico, es una oportunidad de abrir nuestros mercados y abrirnos a nuevos mercados en la región de Asia-Pacífico, que es una de las regiones de mayor crecimiento y más promesa del mundo”, dijo Obama en su mensaje inicial de esta jornada de actividades en México que concluye por la noche, cuando regresa a EEUU.