Chile respira aliviado

El Presidente Sebastián Piñera y la mandataria electa, Michelle Bachelet, informan que se ejecutará la sentencia "en forma gradual"

El presidente de Chile, Sebastián Piñera.
El presidente de Chile, Sebastián Piñera.MARIO RUIZ (EFE)

Chile se preparaba hace meses para un fallo adverso y, pese a que deberá ceder derechos económicos en unos 22.000 kilómetros cuadrados del Pacífico, este lunes las autoridades de todos los espectros políticos pudieron respirar aliviados. El Presidente Sebastián Piñera explicó los alcances de la sentencia, desde uno de los patios del Palacio de La Moneda, donde destacó los aspectos favorables a la posición chilena y criticó aquellos puntos que la Corte Internacional de Justicia (CIJ) le concedió a Perú.

“Chile debe ceder derechos económicos en una zona de entre 20.000 a 22.000 kilómetros cuadrados. Si bien Chile mantiene en plenitud sus libertades de navegación marítima y aérea, esta cesión constituye una lamentable pérdida para nuestro país”, expresó el mandatario chileno. Piñera, sin embargo, informó que los jueces confirmaron en lo sustancial los argumentos de Santiago “reconociendo la existencia de un acuerdo de límite marítimo que pasa por el Hito 1”. “Este punto reviste una particular importancia porque ratifica el dominio de Chile sobre el triángulo terrestre respectivo”.

El Jefe de Estado dijo estar “profundamente alegre” porque la sentencia reconoce y cautela en su total integridad las 12 millas de mar territorial y soberano de Chile, sobre el que su país mantiene plenos y absolutos derechos. El objetivo de Piñera era entregar un mensaje de alivio a los pescadores de la zona norte, uno de los grupos que habían manifestado mayor preocupación por los alcances de la sentencia: “El fallo confirma que Chile conserva la casi totalidad de sus derechos de pesca y resguarda íntegramente la conexión y proyección marítima de Arica, como también la posición geográfica y estratégica de esa ciudad”.

El Presidente chileno ofreció la rueda de prensa luego de hablar telefónicamente con la mandataria electa, Michelle Bachelet, con quien ha estado en constante comunicación a propósito de la demanda marítima de Perú. La socialista también se refirió a los alcances de la sentencia de la Corte y, de igual forma que Piñera, abordó los plazos de aplicación: “Trabajaré para que el fallo sea implementado de manera gradual y concertado entre ambos países”, señaló Bachelet, que gobernará el país a partir del próximo 11 de marzo.

La clase política chilena ha actuado como un bloque y el problema limítrofe con Perú ha sido tratado como un tema de Estado. Piñera y Bachelet destacaron que su país respetará y aplicará la sentencia y que esperan que con este capítulo se cierre una etapa conflictiva con sus vecinos del norte. “Trabajaremos para que la paz y la cooperación marquen la relación entre Chile y Perú”, dijo la mandataria electa, antes de dirigirse al Palacio de La Moneda y sostener un encuentro privado con el Jefe de Estado.

Únete a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites.
Suscríbete
Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS