Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El régimen sirio permitirá la evacuación de mujeres y niños del centro de Homs

Es el primer acuerdo al que llega con los opositores en la cumbre de paz

La ciudad vieja de Homs lleva bajo asedio 18 meses y hay en ella 500 familias amenazadas

Autoridades hablan sobre la evacuación de mujeres y niños de Homs. REUTERS-LIVE

El régimen sirio permitirá la salida inmediata de mujeres y niños del centro de la ciudad de Homs, asediado durante 18 meses, en el primer acuerdo al que llega con los opositores en la cumbre de Ginebra II, que comenzó el miércoles con pocas expectativas y duros ataques mutuos. Las primeras jornadas de negociación, en las que ha mediado el enviado especial de Naciones Unidas para Siria, Lakhdar Brahimi, se han centrado en asuntos humanitarios. El régimen ha pedido una lista de aquellos civiles que quedan en las zonas asediadas, que la opositora Coalición Nacional Siria se resiste a entregar, pues podría llevar a represalias en el futuro. En ese contexto de desconfianza mutua, ambas partes han hecho unos inesperados avances en una ronda de negociaciones que en principio durará una semana.

“Nos ha comunicado la parte gubernamental que mujeres y niños en la zona asediada de Homs pueden salir de forma inmediata”, dijo Brahimi este domingo en conferencia de prensa. Además expresó su voluntad de que los convoyes de ayuda humanitaria puedan acceder a esa zona de forma inmediata. Esa localidad fue uno de los centros de protesta al inicio de la revuelta contra el régimen de Bachar El Asad, que comenzó de forma pacífica, con manifestaciones, pero que pronto se encontró con cargas de las fuerzas de seguridad. Estiman los opositores que hay en la Ciudad Vieja de Homs unas 500 familias en situación de extrema necesidad, con grave carencia de alimentos y medicamentos.

El viceministro de Exteriores sirio, Faisal Mekdad dijo también en conferencia de prensa que “si los terroristas armados en Homs le permiten a las mujeres y a los niños salir de la Ciudad Vieja de Homs, les permitiremos el paso y no sólo eso, les ofreceremos cobijo, medicamentos y todo lo que necesiten”. El régimen sirio suele hablar de los opositores con el término de “terroristas”, pero Mekdad se refería también implícitamente a aquellas milicias yihadistas no afiliadas a la secular Coalición Nacional Siria que operan en el bando rebelde y que no aceptarán un pacto sellado en Ginebra.

Con la finalidad de acercar posiciones, Brahimi decidió que los primeros días de negociaciones directas se centraran en asuntos humanitarios. Este lunes ambas partes pasarán a tratar cuestiones políticas, sobre todo la de cómo aplicar el comunicado de Ginebra I, pactado en junio de 2012 por la ONU, la Liga Árabe, Estados Unidos y Rusia, entre otros. En él se llama a una transición política en Siria como requisito para poner fin al conflicto. Aceptar los principios de Ginebra I era requisito para participar ahora en la cumbre de Ginebra II. El régimen, sin embargo, cree que las circunstancias han cambiado.

“Ginebra I no es el Corán ni el Evangelio”, dijo este domingo una de las emisarias del régimen y asesora de la presidencia siria, Bouthaina Shaaban. “Ginebra I se emitió en junio de 2012. Este lunes estamos en enero de 2014. Las condiciones sobre el terreno han cambiado”, añadió, informa Reuters. En verano de 2012 el Ejército Libre Sirio tomó el control de una gran parte de Alepo, la mayor ciudad y centro industrial de Siria, y la caída de El Asad parecía inevitable. En un año, el régimen logró recobrar terreno conquistando Qusair y asediando zonas rebeldes en Homs y Damasco.

A favor del gobierno ha obrado la fragmentación de la oposición. Este lunes son más de 100 los grupos rebeldes que luchan en Siria. Muchos son milicias islamistas radicales que nada quieren saber de cumbres internacionales y cuya única voluntad es aplicar en las zonas que toman su estricta interpretación de la sharía o ley islámica. Así lo ha hecho en Raqqa, capital provincial, el Estado Islámico de Irak y Siria, que ha prohibido la música en las calles y los anuncios con fotografías de personas.

En Ginebra II los opositores han exigido también la liberación de 47.000 presos, 2.500 de ellos mujeres y niños, que se supone que están en cárceles gubernamentales. El régimen ha pedido, además, un inventario de personas detenidas por grupos rebeldes afiliados tanto al Ejército Libre Sirio, brazo armado de la Coalición Nacional, como a las demás milicias, incluidas las yihadistas. Los opositores se han comprometido a elaborar esa lista, según informó este domingo Brahimi.

Y mientras los emisarios de ambas partes negocian en Ginebra, en Siria la guerra sigue su curso. Este domingo hubo duros enfrentamientos en las afueras de Damasco, según el Observatorio Sirio de Derechos Humanos. Seis personas más fallecieron en el campo de refugiados de Yarmouk, poblado en su mayoría de palestinos, sometido bajo asedio del régimen desde julio. Según los grupos observadores ya son 75 —24 de ellos mujeres y niños— los fallecidos por escasez de alimentos.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >

Más información