Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

EE UU pide a la ONU que retire la invitación a Irán a la cumbre de Ginebra

El secretario general señala "estar decepcionado" con los países que proponen que el Gobierno de Teherán no participe en las negociaciones de paz

El secretario general de la ONU, Ban Ki Moon. Reuters Live!

El Gobierno de Estados Unidos ha pedido a las Naciones Unidas que retire la invitación a Irán para que participe en la cumbre de paz sobre Siria que la semana que viene se desarrollará en la localidad suiza de Montreaux. Washington considera que el Gobierno de Teherán no cumple los requisitos mínimos para participar en la conferencia y así se lo ha hecho saber su secretario de Estado, John Kerry, al secretario general de la organización, Ban Ki-moon, horas después de que éste anunciara en una sorpresiva comparecencia que había invitado al país asiático a formar parte del diálogo internacional que pretende encontrar una solución de transición a la guerra civil siria, asegurando que sus autoridades "se habían comprometido a desempeñar un papel constructivo", aseguró el secretario general de la ONU, tras hablar en varias ocasiones con los representantes iraníes.

MÁS INFORMACIÓN

  • Las conversaciones de Ginebra son clave para Siria

“Dado que Irán no ha apoyado de manera pública y expresa la resolución de Ginebra I”, EE UU “espera que la invitación sera revocada”, aseguraba este lunes a la prensa un alto funcionario del Departamento de Estado. A lo largo de esta semana, Washington ha dejado claro que quienes deseen participar en las negociaciones sobre la paz en Siria deberían acatar la hoja de ruta que se marcó en junio de 2012 en Ginebra, donde se estableció como objetivo la formación de un Gobierno provisional para dirigir la transición democrática en Siria, el mismo llamamiento que el domingo por la noche reiteró la portavoz del Departamento de Estado.

La situación en la que se encuentra Ban es complicada toda vez que Francia se ha pronunciado enn términos simiiares a los de EE UU. El secretario general, sin embargo, sigue "considerando las distintas opciones", según ha declarado el portavoz de la organización en una conferencia de prensa. en la que ha manifestado que el surcoreano está "decepcionado por las declaraciones que sugieren que Irán no ha aceptado las condiciones del primer comunicado". Ban considera que "éste no es el mejor momento para proponer nuevas condiciones", a pocos días de que comience el proceso negociador. Con todo, Ban trabajará "en estrecho contacto con EE UU y Moscú", a lo largo del día de hoy y en los que restan para la celebración de la cumbre de paz, así como para conseguir que la oposición siria no se aparte del diálogo tras su invitación a Irán.

Durante su comparecencia del domingo, el jefe de la ONU fue muy claro al asegurar que Teherán aceptaba las condiciones impuestas por la organización para participar en el diálogo sobre Siria. “Irán debe formar parte de la solución”, dijo. Irán, como recordó Ban, no fue invitada a la primera reunión. Se decidió tras una extensa y cuidadosa consulta con los diferentes países. Ahora, tras seguir el mismo proceso diplomático, se considera que debe participar porque, como indicó Ban Ki-moon, "es uno de los países vecinos importantes".

El régimen, presidido ahora por Hasan Rohaní, es el principal aliado en la región del Gobierno de Bachar el Asad, junto a la milicia-partido libanesa Hezbolá. Washington dice que la invitación está condicionada a que Teherán dé un apoyo explícito público al plan político acordado en la primera conferencia, incluido la creación de un gobierno de transición. "Si Irán no acepta plena y públicamente el comunicado de Ginebra, la invitación deberá ser rescindida", aclaró un portavoz del Departamento de Estado.

Ban hizo el inesperado anuncio en una rueda de prensa en la sede de la ONU. "Irán entiende que las bases de las discusiones son la plena aplicación del comunicado del 30 de junio de 2012", explicó. El encuentro en Suiza tiene como objetivo que los países expresen su solidaridad con Siria. El Gobierno iraní, según Ban, desempeñará un papel "constructivo" en las conversaciones en Montreaux.

El objetivo que todas las partes tienen en mente es poner fin al sufrimiento de la población siria y marcar el inicio de una transición política. Ban Ki-moon también destacó la participación de una delegación de la oposición siria. Ahora espera que las partes en conflicto actúen de una manera honesta y de buena fe, porque es su futuro. La ONU también cursó una invitación a México, entre otros países.

Se adhiere a los criterios de The Trust Project Más información >