Estados Unidos espió con permiso a ciudadanos británicos no sospechosos

La revelación socava la tesis de que los países anglosajones no se espiaban entre si

Sede de la agencia británica de escuchas GCHQ, en Cheltenham (Reino Unido).
Sede de la agencia británica de escuchas GCHQ, en Cheltenham (Reino Unido).

Estados Unidos obtuvo permiso del espionaje de Reino Unido para “desenmascarar” y analizar los números de teléfono y de fax, correos electrónicos y direcciones IP de Internet de cualquier ciudadano británico, según un memorando secreto de 2007 de la Agencia Nacional de Seguridad (NSA, en sus siglas en inglés), la agencia estadounidense de escuchas, obtenido por el diario londinense The Guardian dentro del paquete de documentos que le entregó meses atrás el ex empleado subcontratado de la CIA Edward Snowden.

El memorando no explica quién en concreto dentro del Cuartel General de Comunicaciones del Gobierno(GCHQ, en sus siglas en inglés), la agencia de escuchas británica, autorizó esas actividades, ni si estas eran conocidas por el Gobierno laborista de la época. Hasta entonces, ese espionaje se limitaba a los teléfonos fijos.

El documento tiene importancia porque socava la tesis de que los países anglosajones que forman los llamados Cinco Ojos (Estados Unidos, Reino Unido, Canadá, Australia y Nueva Zelanda) no se espiaban entre sí.

La información era recogida de forma “fortuita” por la NSA, lo que el diario interpreta como una señal de que “los individuos afectados no eran en principio objetivos de las operaciones de vigilancia y por lo tanto no eran sospechosos de haber hecho nada malo”.

La NSA ha utilizado esos datos en Reino Unido “para construir los llamados ‘patrones de vida’ o análisis de ‘cadenas de contactos’ bajo los cuales la agencia puede buscar hasta tres saltos hacia arriba más allá del objeto del análisis: examinar las comunicaciones de un amigo del amigo de un amigo”. El diario concluye que según sus cálculos esos tres saltos en el caso de un típico usuario de Facebook podrían afectar más de cinco millones de usuarios.

El documento fue enviado a todos los analistas del Directorio de Señales de Inteligencia (SID, en sus siglas en inglés) de la NSA, responsable de recolectar, procesar y compartir informaciones recogidas por los servicios estadounidenses de vigilancia.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

The Guardian explica también que un borrador de directiva de la NSA de 2005 revela que la NSA se preparaba para autorizar a su personal a espiar a todos los países de los Cinco Ojos en caso de necesidad “cuando es en el mejor interés de cada nación”. El diario no ha podido confirmar si ese borrador llegó a ser aprobado y aplicado.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS