Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La comunidad internacional empieza a movilizarse para ayudar a Filipinas

La comisión Europea concede tres millones de euros de emergencia para las víctimas del tifón

Ayuda de emergencia para Filipinas en el aeropuerto de Fráncfort.
Ayuda de emergencia para Filipinas en el aeropuerto de Fráncfort. EFE

A medida que se han ido confirmando las noticias sobre la devastación causada por el tifón haiynba a su paso por Filipinas, se han ido sucediendo los anuncios de ayudas por parte de la comunidad internacional. La Comisión Europea anunció el domingo que entregará 3 millones de euros en ayuda de emergencia a Filipinas como "respuesta inmediata" a la devastación causada por el tifón tropical Haiyan, que ya ha dejado unos 10.000 muertos en el país según funcionarios filipinos.

La CE señaló en un comunicado que espera que esta cantidad sea una contribución para los servicios de ayuda en las zonas más afectadas por este fenómeno.

El Programa Mundial de Alimentos de la ONU ha enviado en avión 40 toneladas de galletas energéticas que servían para alimentar a 120.000 personas durante un día además de suministros de emergencia y equipos de comunicaciones. 

Las Embajadas de EEUU y Australia en Manila anunciaron ayudas de emergencia para material sanitario y de potabilización de agua.

El tifón atravesó Filipinas entre el jueves y el viernes dejando vientos de 300 kilómetros por hora y causando daños masivos.

"Este es uno de los más fuertes ciclones que el mundo ha visto", declaró la comisaria europea de Ayuda Humanitaria, Kristalina Georgieva, quien aseguró estar "profundamente entristecida" por la pérdida de vidas y envió sus condolencias a las familias y amigos de las víctimas.

Georgieva señaló que los servicios de la Comisión Europea han actuado rápido para garantizar que la asistencia de emergencia se hará llegar a los más afectados por el desastre.

También indicó que el Centro de Coordinación de Repuesta a Emergencias de la CE sigue la evolución de la situación 24 horas al día y que expertos humanitarios permanecen sobre el terreno para evaluar las necesidades más urgentes.

La CE y sus socios humanitarios en Filipinas se coordinarán con las autoridades nacionales y locales para distribuir la ayuda a los más necesitados.

La Comisión afirmó que, debido a la "excepcional fuerza" de este tifón y a su amplio diámetro de hasta 400 kilómetros, el número de afectados asciende a unos 4,5 millones de personas.

La oficina de ayuda humanitaria y protección civil de la CE, ECHO, ha desplazado también un equipo de expertos que trabaja estrechamente con las autoridades filipinas y las organizaciones humanitarias nacionales e internacionales, a fin de evaluar la situación y organizar la respuesta de emergencia.

La Comisión recordó que, a pesar de la preparación de cara a catástrofes naturales y la evacuación de cerca de 800.000 personas en las áreas afectadas, se espera que la cifra de víctimas "se incremente significativamente" en los próximos días.