Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

El naufragio de Lampedusa vuelve a avergonzar a la UE

La comisaria europea de Interior, Cecilia Malmström, pide un cambio en la política migratoria europea y nuevos canales para la inmigración legal

Morgue improvisada en el aeropuerto de Lampedusa con los cuerpos de los inmigrantes. Ampliar foto
Morgue improvisada en el aeropuerto de Lampedusa con los cuerpos de los inmigrantes. reuters

Cada vez que una embarcación ilegal naufraga en aguas del Mediterráneo con decenas de personas a bordo, como la que esta madrugada se ha incendiado en Lampedusa causando ya más de 90 fallecidos, la Unión Europea se señala las heridas. Cecilia Malmström, comisaria europea de Interior, ha manifestado que se siente “horrorizada” por la tragedia a través de su cuenta de Twitter y ha expresado sus condolencias a las víctimas y familiares. Ha aprovechado la ocasión para declarar que la UE tiene que “redoblar los esfuerzos para combatir a los traficantes que explotan la desesperación humana”.


Para abordar la hemorragia, la comisaria sueca ha apuntado dos líneas de actuación, en el corto y en el medio-largo plazo. Por el momento, el objetivo para Bruselas está en identificar y rescatar embarcaciones no aptas para navegar. Para ello, la Comisión ha creado una nueva herramienta llamada Eurosur, que empezará a estar operativa en diciembre y que permitirá “mejorar la coordinación entre las autoridades de los distintos Estados miembros, gracias a un sistema tecnológico de vigilancia mejorado”. Malmström espera que los Estados lo adopten e implementen “cuanto antes”.


Pero estas medidas son sólo tiritas para un corte mucho más profundo. El fenómeno de la inmigración en Europa no es nuevo y la UE “necesita afrontar este asunto a través de la cooperación y el diálogo con los países de origen de los inmigrantes”, ha declarado la comisaria de Interior. Por ello, considera que en el largo plazo la clave es “abrir nuevos canales para la inmigración legal” porque, como admite su portavoz en Bruselas, Michele Cercone, la UE ha considerado siempre la inmigración “como un problema y no está prestando atención a todos los aspectos positivos que tiene, tanto económica como culturalmente”. La UE necesita un cambio importante de la política migratoria a nivel europeo, “porque se ha demostrado que los Estados miembros no son capaces de afrontar el problema por sí solos”, ha afirmado el portavoz. Recientemente, la UE ha acordado una nueva política de migración con Marruecos y espera alcanzar acuerdos similares con otros países de la región, especialmente con Túnez.


“Tenemos que hacer más, lo que hacemos no es suficiente”, ha insistido Malmström, que ha recordado que “todavía hay muchas personas que necesitan protección internacional”. Por lo que ha llamado a los Estados miembros a que participen más activamente en la acogida de refugiados. “La solidaridad y la responsabilidad entre países es fundamental”, ha añadido, para reducir el número de personas que ponen su vida en peligro con la esperanza de llegar a las costas europeas.

Entre las decenas de miles de personas que cada año intentan cumplir el sueño de entrar en Europa, el portavoz de Interior afirma que cada vez hay más ciudadanos sirios. De los dos millones de refugiados del conflicto, 50.000 ya han pedido asilo político en distintos países de la UE. “La situación podría ir a peor” ha reconocido, por lo que es importante “la solidaridad y la coordinación entre los Estados miembros”. La UE recibe cada año 250.000 peticiones de asilo de personas de todo el planeta.

La comisaria de Interior, que se encuentra en Nueva York asistiendo a la Asamblea General de Naciones Unidas, dará precisamente mañana una conferencia sobre protección de los derechos de los inmigrantes y nuevas vías legales para su entrada en Europa. Quizá en esa charla aparezcan las claves para que la herida deje de sangrar y pueda empezar a cicatrizar. En la misma conferencia ha participado el secretario general de la ONU, Ban Ki-moon, que ha afirmado que la tragedia de Lampedusa es "otra llamada de atención" al problema de la migración. Por el momento, la comisaria ha anunciado a través de Twitter que tras expresar su apoyo al ministro italiano del Interior, Angelino Alfano, estos asuntos serán discutidos en el Consejo de la próxima semana. Malmström visitará también Lampedusa.


Más información