Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Argentina demanda a Uruguay ante La Haya por una planta de celulosa

Los ecologistas argentinos amenazan con bloquear de nuevo el puente fronterizo con Uruguay por la ampliación de una fábrica

Durante tres años y medio, entre 2006 y 2010, uno de los tres puentes que unen a Argentina con Uruguay, el principal de ellos, el que va de Gualeguaychú a Fray Bentos, permaneció bloqueado. Las autoridades argentinas permitieron que ecologistas y vecinos de Gualeguaychú mantuvieran un piquete para protestar contra la instalación en la vecina Fray Bentos de una planta de pasta celulosa de la finlandesa UPM, antes llamada Botnia, por su impacto ambiental. En su momento, Uruguay había denunciado que Argentina la bloqueaba. Tres años después del final de aquel conflicto, la pelea puede reanudarse.

El presidente de Uruguay, José Mujica, anunció la tarde de este miércoles que autorizaba a UPM a que aumentara la producción anual de un millón de toneladas a 1,1 millones, frente a los 1,2 millones que había solicitado la compañía europea. El Gobierno argentino señalaba que el tratado bilateral del río Uruguay, que separa a ambos países, determinaba que cualquier decisión de una parte que impactase en las aguas comunes debía ser consultada a la otra. Pero Mujica no lo hizo: "Debo cuidar el trabajo de los uruguayos. Desde el punto de vista jurídico, Uruguay está procediendo de forma correcta y lo que está haciendo no merece ninguna objeción".

La reacción del Gobierno de Cristina Fernández de Kirchner no se demoró. El ministro de Relaciones Exteriores argentino, Héctor Timerman, dijo este miércoles que la decisión de Mujica "afecta la soberanía ambiental de Argentina y viola los tratados entre ambas naciones", por lo que anunció que recurrirá otra vez al Tribunal Internacional de La Haya. Buenos Aires ya había denunciado a Montevideo ante ese tribunal cuando en su momento el entonces presidente uruguayo, Tabaré Vázquez, permitió que la entonces Botnia se instalara en Fray Bentos sin la aprobación argentina.

Gualeguaychú es una ciudad que atrae turistas del resto de Argentina

Los miembros de la Asamblea Ambiental Ciudadana de Gualeguaychú, el colectivo no gubernamental que organizó en su momento el piquete, se reunirán la noche de este miércoles para debatir si vuelven a cerrar la frontera. Protestaban también por la decisión de Mújica.

Gualeguaychú es una ciudad que atrae turistas del resto de Argentina por sus playas sobre el río Uruguay, sus piscinas de aguas termales y su carnaval. En 2006, sus ciudadanos comenzaron a marchar contra dos proyectadas fábricas de pasta celulosa en Fray Bentos, una de Botnia y otra de la española ENCE, que finalmente desistió de radicarse allí. En aquel momento, el entonces presidente de Argentina, Néstor Kirchner, apoyó la reclamación popular, aunque con el correr de los años de bloqueos él y su esposa y sucesora comenzaron a cuestionar el piquete y a pedir que se levantara. Al igual que con otros bloqueos de calles y carreteras, ninguno de los dos quiso reprimir la interrupción del tránsito en el puente bajo la consigna de que debía prevalecer el derecho a la protesta, con el temor de que los policías se excedieran en el uso de la fuerza, como tantas veces ha ocurrido en Argentina.

El puente en cuestión es el más cercano entre Buenos Aires y Montevideo. Hay otros dos más distantes de las capitales y en algunas ocasiones también fueron cortados por unas horas o días por manifestantes argentinos entre 2006 y 2010. El avión y el barco se habían convertido en la única opción de transporte entre ambos países en esos casos. Por eso, Vázquez, denunció que su país estaba bloqueado por Argentina y que el piquete perjudicaba sus exportaciones, no solo hacia el territorio vecino sino también las que seguían rumbo a Chile y sus puertos que comunican con Asia-Pacífico, al tiempo que desalentaba la llegada de turistas argentinos a sus playas, como las de Punta del Este. Vázquez recurrió a La Haya, pero el tribunal internacional rechazó en 2007 la demanda uruguaya y se concentró en el estudio del planteo argentino.

También en 2007 Botnia comenzó a producir en Fray Bentos. Tres años después, los magistrados de La Haya fallaron que Uruguay había violado el tratado bilateral del río en común por haber permitido la construcción de la planta sin la autorización de Argentina, pero determinó que no contaminaba y que no debía desinstalarse. Ordenó además que ambos países controlaran en conjunto los niveles de polución de ahí en más. Dos meses después del fallo, los vecinos de Gualeguaychú se resignaron a dejar el bloqueo. El ministro de Relaciones Exteriores argentino dijo este miércoles que Uruguay estaba violando aquella sentencia de La Haya.

En los últimos meses, los ecologistas argentinos han vuelto a las manifestaciones, aunque aún sin montar un piquete en el puente. Protestan contra la ampliación de la producción de UPM. La semana pasada Mujica anunció que autorizaría la intención de la empresa finlandesa, que ya cuenta con la capacidad instalada para elevar las cantidades producidas. Se espera que en las próximas horas se oficialice esa decisión y que entonces UPM eleve la cantidad de toneladas producidas, para lo cual ya cuenta con la capacidad instalada. De nada sirvieron las reuniones que protagonizaron en Buenos Aires el lunes pasado Fernández y Mujica y el martes los ministros de Relaciones Exteriores de ambos países, el argentino Héctor Timerman y su par uruguayo, Luis Almagro. No hubo acuerdo por el tema y Uruguay actuará de forma unilateral. "Deberíamos haber seguido dialogando", dijo el ministro argentino.

“Hay mucha bronca, nos están empujando otra vez a las rutas”, advirtió este miércoles en diversas radios de Buenos Aires uno de los líderes ecologistas de Gualeguaychú, Martín Alazard. El ministro Timerman acusó a UPM de estar contaminado. En cambio, Sandra Dodera, concejal del departamento (provincia) de Río Negro, donde se encuentra Fray Bentos, declaró a Radio Imagina que Fernández dispone de datos que supuestamente demuestran una nula polución.

Más información