Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La OEA no debe pronunciarse sobre las elecciones venezolanas, según Insulza

El secretario general del organismo, José Miguel Insulza, cree que la oposición debe acatar la decisión del Supremo, que desestimó sus impugnaciones

El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.
El secretario general de la OEA, José Miguel Insulza.

La Organización de Estados Americanos (OEA) no debe pronunciarse sobre la impugnación de las elecciones venezolanas, según el secretario general del organismo, José Miguel Insulza. El mandatario cree que la oposición liderada por Henrique Capriles debe acatar la decisión del Tribunal Supremo de Venezuela, que en agosto desestimó 10 impugnaciones por supuestas irregularidades en los comicios de abril, en los que el oficialista Nicolás Maduro venció por solo un 1,5%.

"Le recordamos al señor Insulza que la Comisión y la Corte Interamericana son gracias a Dios independientes de sus opiniones interesadas", ha respondido el excandidato opositor, Henrique Capriles, a través de su cuenta de Twitter. "El señor Insulza seguramente quedará para la historia como el más inepto e incapaz secretario general de la OEA. En ninguna crisis ha servido", ha agregado.

La respuesta de Capriles hizo recordar los epítetos más fuertes que le dedicó el fallecido presidente Hugo Chávez en vida. “El insulso doctor Insulza debería renunciar a la OEA”, dijo el comandante en enero de 2007, al comienzo de su segundo mandato, en respuesta a una petición del Secretario General de reconsiderar la decisión de no renovar la concesión del canal Radio Caracas Televisión.

"La observación electoral de la OEA está regulada en la Carta Democrática Interamericana. Nosotros, por consiguiente, no deberíamos pronunciarnos respecto de elecciones que no hemos sido invitados a observar", ha asegurado este viernes Insulza en una rueda de prensa posterior al foro tricameral sobre drogas que organiza la capital de México. El Consejo Nacional Electoral considera como una intromisión en asuntos internos venezolanos cualquier misión internacional que pretenda supervisar procesos electorales en el país y ha creado una figura que llama “acompañamiento internacional” para designar a visitantes con entrada limitada al proceso.

Insulza ha puesto como ejemplo, según AFP, las elecciones presidenciales de 2006 en México. En aquella ocasión, el expresidente Felipe Calderón ganó por solo 0,56 puntos al izquierdista Andrés Manuel López Obrador. "Cuando el tribunal electoral de México pronunció su veredicto, dijimos: 'acatamos el veredicto, como nos corresponde". "No veo por qué tenemos que hacer algo distinto respecto a Venezuela", ha añadido.

La oposición de Venezuela no se rindió después del rechazo del Tribunal Supremo y recurrió a la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), autónoma y dependiente de la OEA. Lo hizo a contrarreloj, en sus últimas horas bajo la jurisdicción de la Corte Interamericana, ya que Chávez pidió la salida en septiembre de 2012 debido a los críticos resultados del Gobierno en los informes sobre derechos humanos y las repetidas sentencias contra el Estado venezolano. "No sé si la Comisión va a tomar el tema que se le ha planteado, pero no ocurre frecuentemente", ha comentado Insulza al respecto.