Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Alejandro Martí: “Es muy complejo meter a alguien en la cárcel o liberarlo”

Cinco años después del secuestro y asesinato de su hijo, el activista mexicano cree que la justicia no responde a las necesidades del país

El empresario Alejandro Martí
El empresario Alejandro Martí

Hace cinco años que Alejandro Martí (Ciudad de México, 1950) se dirigió a todas las autoridades mexicanas para exigir justicia y dejar una frase para la historia: “Si no pueden, renuncien”. Hacía apenas 20 días que su hijo de 14 años había sido hallado muerto en el maletero de un coche tras casi dos meses de secuestro.

Este martes, poco antes de participar en el Consejo Nacional de Seguridad, el mismo foro  en el que salió su famosa frase exigiendo responsabilidad y resultados a las autoridades, el fundador de la organización México SOS hace balance en una entrevista telefónica de estos años de activismo y habla sobre el proceso judicial aún abierto por el caso de su hijo.

Cinco años después no hay un solo condenado por el secuestro y asesinato de Fernando Martí pero hay más de 20 personas encarceladas en relación al caso. Hay dos procesos abiertos que corren paralelos, uno de la Procuraduría General de la República y otro de la Procuraduría General del Distrito Federal, cada uno con sus propios culpables.

En medio de este embrollo judicial hay dos mujeres en prisión acusadas de jugar el mismo papel en el secuestro. Se trata de Lorena González, La Lore, acusada por el DF y que defiende su inocencia, y María Elena Ontiveros, La Güera, acusada por la fiscalía federal y que ha confesado ser la mujer que participó en el crimen. Ante lo inexplicable del hecho, Martí reconoce que él “no tiene ninguna evidencia” de que Lorena, que lleva cinco años encerrada, participara en el secuestro de su hijo.

Pregunta. ¿Está hoy México mejor que hace cinco años?

Respuesta. En estos cinco años se han dado muchos avances, aunque los retos y desafíos todavía son muchos. Si no logramos abatir de manera significativa la impunidad y la corrupción difícilmente vamos a poder dejarle un mejor futuro a las próximas generaciones. Cuando logremos una policía uniforme habremos terminado lo que empezamos hace cinco años. Por otro lado, si no se mejora el sistema penitenciario, las cárceles seguirán siendo centros de operación del crimen organizado.

P. ¿Cree que existe la justicia en México?

R. La justicia siempre ha existido en México, pero tenemos una justicia mixta en la cual vemos más el sistema inquisitorio que el acusatorio. Eso hace que sea lenta, demasiada burocrática y que no responda a las necesidades de este país.

P. Cinco años después del secuestro y asesinato de su hijo todavía no hay ni un solo condenado.

R. Mi caso concreto se ha retrasado porque como es una banda muy grande están en diferentes Estados de país, las audiencias han sido largas y los acusados se han amparado en todos los medios legales. Hay miles de papeles. Este caso se debió haber ventilado con un juicio oral y ya se habría resuelto. El sistema inquisitorio, en el que tú eres culpables hasta que no se demuestre que eres inocente, hace que los abogados de esta gente metan argucias legaloides para retrasar el juicio. Yo estoy seguro, convencido, de que los van a condenar, pero el proceso puede durar tres, cuatro, cinco o seis años.

P. ¿Se refiere a los acusados de la Fiscalía federal o a los del DF?

R. Hay dos bandos, de ahí sale la polémica entre La Lore y la Güera [ambas encarceladas acusadas de jugar el mismo papel en el secuestro de Fernando Martí]. La Güera, del proceso federal, ha confesado. La Lore no, pero el escolta de mi hijo la reconoció y eso es una prueba muy importante. Yo no tengo ningún indicio de que haya sido ella, salvo el caso concreto de que el escolta insiste en que ella le hizo el paro al vehículo de mi hijo.

P. ¿Cree que la Procuraduría del DF cometió un error al detenerla?

R. La Procuraduría actuó en consecuencia de las denuncias y sobre todo del reconocimiento del escolta, que es una prueba legal contundente. Lo que pasa es que yo he estudiado todos los hechos y no tengo evidencias de que fuera ella.

P. ¿Fue adecuada la actuación del procurador Miguel Ángel Mancera [hoy jefe del Gobierno del DF]?

R. Creo que fue un magnífico procurador durante su gestión. Lamentablemente los procuradores, los ministerios públicos, las policías y los jueces tienen que actuar de acuerdo a la ley aunque esta sea inútil, vana o difícil. En nuestro sistema el juez nunca ve la cara de las víctimas ni de los victimarios, todo es a base de documentos, creo que la ley ha generado el proceso de confusión.

P. ¿Le ha dicho al juez que no tienen ningún indicio de que La Lore haya participado en el secuestro?

R. No se lo he podido decir porque lo que yo crea no es una prueba válida. Lo que yo le he dicho al juez es que yo no sé. Yo estaba encerrado en mi casa con mi familia, con un teléfono en donde me hablaban una bola de cobardes que me decían lo que tenía que hacer. Yo no salí a entregar el dinero. Yo puedo creer muchas cosas pero no puedo asegurar, lo que sí le he dicho al juez es que no tengo evidencias más que lo que dice el escolta de mi hijo.

P. ¿Ha pensado alguna vez que La Lore puede llevar cinco años encarcelada por un asesinato que no cometió?

R. Según información que tengo, La Lore tenía varios cargos por actos de secuestro y otro tipo de cosas. Sé que esta gente ha hecho cosas fuera de la ley, no son palomitas blancas. Pero sí me preocupa que por lo de mi hijo no sea culpable. Me consuela, se lo digo, que esta gente que está encarcelada ha hecho sus cosas.

P. ¿No le parece increíble que haya dos procesos abiertos con dos mujeres acusadas de ser la misma persona?

R. Lo que pasa es que una está indiciada y la otra es confesa. El problema está bastante complicado, no es trivial. Yo por eso insisto en que ya se juzguen, pero si los abogados presentan apelaciones y amparos los procesos son muy largos. Yo antes no me había imaginado que el tema penal fuera tan complejo para meter a una persona en la cárcel o para liberarla.

P. ¿Confía en Enrique Peña Nieto como presidente para mejorar México?

R. Yo tengo toda la esperanza. En estos siete primeros meses ha hecho cosas maravillosas y la más importante es la unión de todos. Eso se va a capitalizar y se van a sacar cosas muy buenas.

P. ¿Cómo se siente más cómodo, como empresario o como activista?

R. Yo era empresario por vocación y ahora soy activista por situación. Tengo cinco años en esto, ya se me olvidó la época de empresario. Me molesta a veces porque me recuerda mucho a mi hijo, pero por otro lado es muy satisfactorio porque yo ya hice todo lo que tenía que hacer como empresario y ahora tengo la oportunidad de servir a mi país para evitar que haya un Fernando más.

P. ¿Podría haber fundado México SOS sin ser una víctima?

R. No, yo tenía otra fundación para ayudar a los niños sin hogar. Lo de SOS jamás lo hubiera hecho, no es mi especialidad y tampoco me atrae el tema de la inseguridad. La fundación se formó para darle una causalidad a una muerte, la de nuestro hijo, tan absurda, tan en vano, tan que nunca debió haber existido.

Más información