La UE solo recomienda suspender la exportación de armas a Egipto

Los Veintiocho reexaminarán las políticas de ayuda al régimen egipcio tras el golpe de estado

La responsable europea de Exteriores, Catherine Ashton.
La responsable europea de Exteriores, Catherine Ashton.G. GOBET (AFP)

La jefa de la diplomacia europea, Catherine Ashton, lleva días preparando una lista de medidas que presentar a los ministros de Asuntos Exteriores de la UE. Estas propuestas debían ser la respuesta europea a la crisis egipcia que ya se ha cobrado un millar de muertos y amenaza con desestabilizar toda la región. El documento aprobado ayer por los ministros incluye muchas declaraciones políticas, pero pocas medidas concretas. Tan solo un acuerdo para restringir el envío de armas que puedan ser usadas para la represión interna —concepto que deberá definir cada Estado miembro— y la intención de revisar la ayuda europea al país árabe.

La UE quiere dificultar la exportación de armas a Egipto, pero no obliga a los países a suprimirla. Para ello, los Estados miembros han acordado suspender las licencias de exportación del material destinado a la represión y reevaluar los permisos de venta de productos de tecnología y equipamiento militar.

“Los ministros se han puesto de acuerdo para hacer una declaración política. Pero cada país deberá decidir el alcance de esta medida. Lo que se ha aprobado no es un embargo”, explican fuentes europeas. La suspensión de las licencias tendrá, además, un efecto limitado, ya que países como Reino Unido ya habían tomado esta decisión. España paralizó la venta de nuevas armas y estudiará próximamente qué hacer con las licencias ya aprobadas.

Antes de entrar en la reunión, varios ministros insistieron en la necesidad de tomar medidas que no dañen a la población. Por ello, la congelación de la ayuda que algunos países habían propuesto se queda tan solo en una revisión de los programas en marcha. “La asistencia socioeconómica y a la sociedad civil continuará”, asegura el comunicado.

Los 28 ministros también condenan la violencia de los dos bandos. El texto acordado reconoce por una parte que las fuerzas de seguridad han actuado de forma “desproporcionada” , pero también critica los actos de terrorismo de los últimos días, como la matanza de policías en el Sinaí, la destrucción de iglesias y los ataques contra la comunidad copta.

El mensaje-fuerza que lanza Europa es de condena de la violencia pero al mismo tiempo de mantener cauces para el diálogo, con la esperanza de que los sectores más moderados de ambos bandos puedan llegar a un acuerdo. “Tenemos que dejar la puerta abierta para el futuro, Egipto necesita este diálogo exitoso”, dijo el titular de Exteriores británico, William Hague.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

“La UE quiere que todos los partidos se comprometan a un diálogo real e inclusivo que restablezca el proceso democrático”, añadió Ashton. Para ello, los ministros europeos reclaman la celebración de unas elecciones en las que todos los partidos concurrieran en igualdad de condiciones.

Sobre la firma

Luis Doncel

Es jefe de sección de Internacional. Antes fue jefe de sección de Economía y corresponsal en Berlín y Bruselas. Desde 2007 ha cubierto la crisis inmobiliaria y del euro, el rescate a España y los efectos en Alemania de la crisis migratoria de 2015, además de eventos internacionales como tres elecciones alemanas o reuniones del FMI y el BCE.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS