Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La Asamblea Constituyente de Túnez paraliza la elaboración de la Constitución

Suspendidos los trabajos de la Asamblea Constituyente hasta que el Gobierno y la oposición hablen

Tunecinos se manifiestan, anoche, frente a la Asamblea Constituyente. Ampliar foto
Tunecinos se manifiestan, anoche, frente a la Asamblea Constituyente. AFP

El presidente de la Asamblea Constituyente de Túnez, Mustafa Ben Jaafar, ha anunciado este martes la suspensión indefinida de los trabajos de la Cámara que elabora la nueva Constitución hasta que el Gobierno y la oposición comiencen un diálogo para superar la actual crisis política, según la agencia oficial TAP.

Decenas de miles de personas se han manifestado este martes por la noche en Túnez capital en demanda de la disolución del Gobierno. Es la mayor de las marchas de la oposición laica contra el Gobierno islamista desde que comenzó la última crisis política del país, hace dos semanas, con el asesinato del opositor Mohamed Brahmi. La protesta coincidió con la jornada en que se cumplen seis meses del asesinato de otro opositor, Chokri Belaid. 

La oposición laica ha pedido en reiteradas ocasiones la disolución de la Asamblea, que está a apenas unas semanas de terminar de redactar el borrador de la nueva Ley Fundamental y de la ley electoral.

Decenas de diputados presentaron su dimisión tras el asesinato en julio de Mohamed Brahmi, uno de los principales dirigentes de la izquierda tunecina, y han solicitado tanto la disolución del Gobierno, encabezado por el partido islamista Ennahda, como de la Asamblea Constituyente. Asimismo, han abogado por la creación de un gobierno de salvación nacional encabezado por figuras independientes.

Por otro lado, un miliciano islamista ha muerto este martes por disparos de las fuerzas de seguridad tunecinas en un suburbio de la capital, Rawad, ha informado un portavoz del Ministerio del Interior.

El suceso se produce en pleno auge de la violencia islamista en Túnez, que atraviesa su peor crisis política desde la caída, en enero de 2011, del régimen de Zine el Abidine Ben Alí. El domingo, la policía mató a otro miliciano en la capital y detuvo a otros cuatro.