Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

La ONU afirma que la guerra civil siria ya se ha cobrado 100.000 vidas

Un coche bomba en los suburbios de Damasco causa al menos 10 víctimas mortales

Varios vecinos inspeccionan los daños tras una explosión, en Damasco. Ampliar foto
Varios vecinos inspeccionan los daños tras una explosión, en Damasco. EFE

El secretario general de la ONU, el surcoreano Ban Ki-moon, ha confirmado hoy que ya han muerto más de cien mil personas en Siria desde el comienzo de la guerra civil en marzo de 2011 y que enfrenta a las Fuerzas Armadas leales al régimen de Bachar al Asad, compuestas por las minorías Chií y Alawita, y los rebeldes, oposición democrática laica e islamistas suníes.

En el recuento de víctimas entraron las al menos diez personas que han muerto al estallar un coche bomba en una plaza de la localidad de Yarmana, en los suburbios de Damasco, según informaron medios oficiales y activistas. La agencia estatal de noticias Sana y el independiente Observatorio Sirio de Derechos Humanos indicaron que el vehículo estalló en la plaza Al Suyuf, que en ese momento estaba muy concurrida. Yarmana, situada a seis kilómetros de Damasco y con una población de mayoría drusa y cristiana, ha sido escenario frecuente de atentados desde el inicio de la rebelión en Siria en marzo de 2011. Los heridos, entre los que se encuentran varios en estado grave, fueron trasladados a hospitales de Yarmana y Damasco, agregó la agencia Sana.

La explosión causó un incendio en un edificio residencial y grandes destrozos materiales en la zona. En noviembre pasado, más de una treintena de personas fallecieron en un doble atentado en Yarmana, del que el régimen del presidente sirio, Bachar al Asad, responsabilizó a grupos terroristas, como suele denominar a los rebeldes.