Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Polémica en Perú por las atribuciones de la primera dama Nadine Heredia

Una escucha telefónica ilegal al ministro de Defensa peruano revela coordinaciones de asuntos de Gobierno con la esposa de Humala

Nadine Heredia, en abril en Madrid.
Nadine Heredia, en abril en Madrid.

Después de la difusión, la noche del domingo, de una conversación interceptada telefónicamente, los peruanos debaten sobre la vulnerabilidad del ministro de Defensa, Pedro Cateriano, cuyas comunicaciones deberían ser impenetrables debido a su cargo, pero también sobre las coordinaciones que el funcionario realiza con la esposa del presidente Ollanta Humala, la primera dama Nadine Heredia, de cuya influencia en el Ejecutivo corren rumores desde el inicio del Gobierno.

Desde el año pasado, en que la Encuesta del Poder en el Perú colocaba empatados en primer lugar al presidente y a su esposa, es la primera vez que un ministro reconoce que coordina asuntos de Gobierno con ella, aunque ha precisado que lo hace cuando, por la prisa, no encuentra al mandatario. Además, según la encuestadora Datum, la aprobación de Nadine Heredia en julio cayó a 47%, mientras que la del jefe de Estado bajó 21 puntos en tres meses: 39%.

La conversación telefónica entre Cateriano y un interlocutor no identificado ocurrió en 2012 y fue divulgada por un programa televisivo dominical. “Me ha dado luz verde Nadine Heredia para lo del PNUD ¿ya? O sea vamos a empezar a comprar … Ya escuchó el presidente del Consejo… porque él ha estado presente en la reunión”, dice.

El titular de Defensa alude a un decreto de urgencia para que el Programa de Naciones Unidas para el Desarrollo se encargue de las licitaciones para equipar instalaciones militares en el valle de los ríos Apurímac y Ene (VRAE), zona donde aún está alzado en armas un grupo remanente de Sendero Luminoso.

Luego de la divulgación del audio, Cateriano declaró en otro programa de televisión: “cuando llego al ministerio, encuentro un aspecto crítico que debía enfrentar. El VRAE no tenía un hospital, sino solo un hospital de campaña. Tomo la determinación de acercarme al PNUD para que esta agencia pudiera hacer la compra”. El programa Panorama -que divulgó la escucha telefónica- señaló que mediante esa modalidad, la compra es más rápida, pero también obvia los controles del Estado. Poco después del convenio que firmaron Defensa y el PNUD, en octubre 2012, el Gobierno de Humala incrementó a 19 el tipo de bienes y servicios para militares y policías que podían ser comprados bajo la modalidad de secreto o en reserva.

El ministro confirmó el contenido del audio: “Probablemente yo he tratado de comunicarme con el presidente para pedirle la luz verde y, no encontrando al presidente, por la prisa puedo haber llamado (a la primera dama) y haber recibido esa respuesta”, explicó con cierto nerviosismo en una entrevista en televisión la noche del domingo.

“No (hablamos) cotidianamente pero a veces suelo llamarla. Por ejemplo, esta semana teníamos que definir el día de la inauguración en la Marina de unas patrulleras. No encontré al presidente y la llamé como una coordinación cualquiera: ‘Por favor pregúntale al presidente si la inauguración la hago el viernes o el sábado’. Si eso se saca de contexto y la señora me responde “Sí, haz la inauguración el viernes”, y se presenta el material editado: ¿qué significa?, ¿Que me ha dado una indicación, una orden?”, precisó Cateriano intentando aclarar el tipo de coordinaciones con Nadine Heredia.

La puerta de entrada

“¿Alguien conoce a Nadine, eres amiga de Nadine?”, solía ser una frase común al inicio del mandato de Humala en 2011, de quienes querían reunirse con el presidente Humala y sabían que la primera dama era decisiva en la opinión del mandatario. “Ella es la puerta de entrada y salida del Gobierno. Más allá de la frase, muestra el involucramiento en las decisiones de Gobierno”, dijo el lunes el sociólogo Fernando Tuesta a Canal N al opinar sobre este caso.

“Es una demostración de algo de lo que varios teníamos conocimiento: la gravitación de la primera dama en el centro del Gobierno", comentó a su vez el congresista Luis Iberico en el mismo canal. La primera dama tuvo un lapsus durante una actividad con ministras de las carteras sociales (Educación, de la Mujer, de Inclusión Social, de Salud) y las ha llamado "mis ministras". La influencia de la cofundadora del partido de Humala es tan visible en los medios que hace algunas semanas una presentadora de la principal cadena de radionoticias, la llamó al aire "presidenta".

Según Iberico, este es un momento de atender la recomendación de quienes sugirieron precisar el rol de los y las cónyuges en el Gobierno. “Lo peor es que haya quienes ejerzan funciones sin responsabilidad. El responsable de todo lo que se hace o dice es el ministro, no la primera dama”, añadió.

La figura de Nadine Heredia ha generado suspicacias por su continua aparición en acciones de Gobierno, su visibilidad en los medios –mayor a la de los ministros– y porque su aprobación en las encuestas es mayor a la de su esposo. Congresistas del partido gobernante llegaron a defender su posible candidatura a la presidencia en 2016, hecho que la primera dama y el presidente eludían comentar. “No está en agenda”, respondían.

Sin embargo, el viernes 5 de julio la Contraloría General entregó las conclusiones de tres reportes de las actividades de la primera dama y recomendó al Gobierno que precisara las normas que obligan a Palacio de Gobierno a apoyar con recursos humanos y logística las actividades de la esposa del presidente, quien no es funcionaria pública. Ese mismo día Heredia aclaró que no piensa ser candidata presidencial en el 2016, porque respeta las leyes. EL PAÍS preguntó al primer ministro, Juan Jiménez, si el Gobierno atendería la recomendación y no la juzgó necesaria.

Las acciones de Contraloría surgieron porque congresistas de oposición y líderes de opinión señalaban que Heredia usa el aparato del Estado para hacerse de capital político. Por ejemplo, en agosto de 2012, la primera dama fue recibida por la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, y viajó con una comitiva del ministerio de Inclusión Social. Los medios peruanos, con ironía, se preguntaban quién acompañaba a quién en los viajes de los ministros con Heredia.

Contraloría reportó la cantidad de veces que Heredia viajó a actividades oficiales con o sin su esposo, los gastos de su comitiva, la condición en que están contratados los seis empleados del Estado que trabajan para ella, el uso de aviones del Estado para sus viajes, y la cobertura informativa que le da el canal del Estado. Luego del anuncio de Heredia de no presentar candidatura en 2016, las críticas en su contra se diluyeron. Tras el audio del domingo se han reavivado nuevamente.

El Apra, partido del expresidente Alan García, principal opositor del Gobierno desde marzo, ha presentado este lunes una moción en el Congreso para que una comisión investigue el audio, las compras realizadas por el PNUD y las acciones de la primera dama en el Gobierno. En paralelo, el procurador del Ministerio de Defensa, Gustavo Adrianzén, presentó una denuncia por interceptación telefónica ante el fiscal provincial de turno en Lima.