Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Merkel pide leyes más duras en la UE contra el espionaje en Internet

El Gobierno espera la llegada de documentos sobre el alcance del espionaje en suelo alemán

La canciller alemana, en Berlín, el 12 de julio.
La canciller alemana, en Berlín, el 12 de julio. AFP

La canciller alemana Angela Merkel ha asegurado este lunes que el esclarecimiento del escándalo de espionaje a Alemania y al resto de Europa por parte de la Agencia de Seguridad Nacional (NSA) estadounidense "aún está en sus comienzos" y tendrá que "prolongarse". Su portavoz Steffen Seibert ha demandado "un compromiso de Estados Unidos para que sus servicios secretos se atengan a la legislación alemana" de protección de datos. Merkel lo había pedido ya en ocasiones anteriores, lo cual permite inferir que Washington no se ha comprometido por ahora. El Gobierno alemán espera la llegada de documentos sobre el alcance de los programas de espionaje en suelo alemán. El domingo por la tarde, la canciller propuso que Europa armonice y endurezca sus leyes de privacidad y protección de los usuarios de internet, para evitar que una empresa estadounidense como Facebook, que tiene su sede europea en Irlanda, ignore impunemente las leyes de otros países.

La Oposición de socialdemócratas y Verdes acusa a Merkel de "hipocresía", después de que el diario conservador Bild informara de la connivencia del servicio de espionaje exterior alemán (BND) con la NSA y sus actividades en Europa. Según informa el rotativo citando fuentes de Washington, el BND "está informado desde hace mucho" sobre la amplitud del fisgoneo estadounidense en las comunicaciones europeas. Tanto Los Verdes como el partido La Izquierda (Die Linke) han solicitado este lunes una comisión parlamentaria de investigación que aclare hasta dónde han colaborado el BND y la NSA en el espionaje de ciudadanos, instituciones y empresas alemanas. La ministra de Consumo, Ilse Aigner (CSU), denunció el domingo que la NSA llegó a escuchar a personas de "círculos del Gobierno". Merkel aseguró ese mismo día que a ella no le "consta haber sido espiada".

El ministro de Interior, el socialcristiano bávaro Hans-Peter Friedrich (CSU), dijo la semana pasada durante una visita a Washington que la NSA solo "indaga selectivamente contenidos sobre terrorismo, criminalidad organizada o tráfico de armas". Ocultaba el ministro, de acuerdo con estas informaciones, que la NSA guarda indefinidamente los datos de conexión de todas las comunicaciones por internet efectuadas fuera de Estados Unidos. También almacenan durante seis meses buena parte de sus contenidos. El BND ha "recurrido en diversas ocasiones" a la NSA para esclarecer secuestros de alemanes en varias partes del mundo.

A dos meses de las elecciones generales, la estrategia del Gobierno alemán es presentarse como sorprendidos por las revelaciones del exempleado de la NSA Edward Snowden, que ha explicado con detalle y presentando documentos que Estados Unidos espía las comunicaciones mundiales a gran escala. Alemania es, según los documentos presentados por Snowden al semanario de Hamburgo Der Spiegel, uno de los objetivos prioritarios de la red de escuchas y control informático de la NSA y los servicios secretos británicos. El responsable de estas y otras filtraciones sobre la NSA sigue refugiado en la zona de tránsito del aeropuerto de Moscú. Washington pide su extradición.