Selecciona Edición
Entra en EL PAÍS
Conéctate ¿No estás registrado? Crea tu cuenta Suscríbete
Selecciona Edición
Tamaño letra

Rusia replica que el desarme debe incluir el escudo antimisiles

Putin advierte de que no permitirá “que se altere el equilibrio del sistema de contención nuclear"

El presidente Putin en la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte.
El presidente Putin en la cumbre del G-8 en Irlanda del Norte. AFP

Rusia no se toma en serio la propuesta de desarme nuclear del presidente Barak Obama en tanto EEUU mantenga sus planes para desarrollar un escudo de defensa antimisiles. Moscú vincula el desarme nuclear con el cese de este programa y, aunque está de acuerdo en la necesidad de reducir los arsenales nucleares estratégicos, considera que los recortes deben ser compartidos por todos los países poseedores de armas atómicas.

Fuentes: OIEA, SIPRI y ACA-PGS.
Fuentes: OIEA, SIPRI y ACA-PGS.

En San Petersburgo, donde mantenía una reunión dedicada a suministros bélicos, el presidente Vladímir Putin manifestó que Rusia no permitirá “que se altere el equilibrio del sistema de contención nuclear y que disminuya la eficacia nuestras fuerzas nucleares”. Por su parte, el asesor presidencial en política internacional, Yuri Ushakov, manifestó que el potencial nuclear debe reducirse no solo en Rusia y EEUU, sino también en otros países con armas nucleares.

Más lejos en sus críticas fue el viceprimer ministro ruso, Dmitri Rogozin, según el cual Obama “o miente” o “evidencia una profunda falta de profesionalidad”. “¿Cómo se puede desarrollar un sistema de defensa antimisiles, capaz de interceptar el potencial nuclear de otro país y plantear simultáneamente una reducción del potencial nuclear estratégico?”, inquirió Rogozin. El político señaló que la instalación de elementos de defensa antimisiles en Polonia prevista para 2018 no concuerda con la versión oficial norteamericana sobre el peligro representado por Irán.

EEUU y la OTAN no pueden hoy neutralizar totalmente el potencial nuclear ruso, dijo Rogozin. “¿Pero qué pasará mañana si nos desarmamos a la ligera, como lo hicieron ya en época de [Mijail] Gorbachov?”, señaló el viceprimer ministro. Es evidente que los dirigentes rusos no pueden “tomar en serio” la propuesta norteamericana, señaló.

Diversos expertos militares rusos coinciden en su escepticismo sobre la posibilidad de que Moscú reduzca su potencial nuclear, argumentando que las intenciones norteamericanas de desplegar su defensa antimisiles obligan a Rusia a contrarrestar estos planes y exigen, por lo tanto, un arsenal misilístico suficiente para penetrar el eventual escudo.