Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Denuncian la desaparición de un chef argentino que vivía en México desde 2009

Federico Tobares había viajado a la capital del Estado mexicano de Jalisco por trabajo

Sus amigos llaman a buscarlo a través de la red social Facebook

Federico Tobares en una imagen publicada en Facebook.
Federico Tobares en una imagen publicada en Facebook.

En 2009 Federico Tobares, de 37 años, llegó a Puerto Vallarta, en la costa oeste mexicana, para trabajar en un restaurante como chef de cocina. El joven argentino había sido empleado de hostelería durante varios años en la provincia de Formosa, pero nunca en el puesto deseado. Allí, en Argentina, conoció al grupo de amigos que hoy remueve las redes sociales para intentar averiguar dónde está. La última vez que hablaron fue el pasado 5 de junio. “Llamó a una amiga común [su actual pareja]”, relata Mariano, uno de los responsables de la página de Facebook Encontremos a Federico Tobares, desde el otro lado de la línea telefónica. “Él había viajado a Guadalajara por una entrevista de trabajo, charlaron y ya no supimos más. Estaba solo”.

Ni ellos ni el resto de su familia, que ha denunciado ante la Embajada de Argentina en México la desaparición. “Tenemos poca información en general”, reconoce su prima Liza Bearzotti, portavoz de la familia. “Por ahora no nos han comunicado nada”. Su madre, que vive sola, se encuentra muy afectada. “Estamos desconcertados, no tenemos ninguna señal”. Bearzotti asegura que nadie ha pedido rescate por Federico.

“Lo visité en México en octubre. Es un chico sano, sin enemigos, muy buena persona”, repite Mariano. “Somos amigos de toda la vida”, señala cuando se le pregunta desde cuándo se conocen. Su prima lo define como alguien muy carismático, capaz de entablar una buena relación con alguien enseguida. "Prueba de ello es que tantos amigos estén apoyando la búsqueda, los de aquí y los de México”, dice. “No hay más que mirar las fotografías en su página, tenía muchos amigos”, añade Mariano. Pero nadie sabe nada desde aquella última llamada el miércoles 5 de junio, en torno a las 12.30 del día. Además de no comunicarse con ellos, tampoco ha vuelto a publicar nada en las redes sociales, lo que era habitual, y su teléfono móvil está apagado.

La prensa argentina ha acogido la denuncia de los familiares. Este viernes, La Nación ofrece una descripción detallada de Tobares: mide 1,77m, pesa unos 82 Kg, tiene tez blanca con pecas y cabello castaño claro. Lleva tatuajes en las dos piernas y en el hombro izquierdo. Su último trabajo fue en el Restaurante Nudoki de Puerto Vallarta. Aquel día conducía un auto Caliber Chrysler color plata, placa de San Luis Potosí VDJ 69-78. El rotativo afirma que Federico tenía todos los papeles en regla: pasaporte y permiso de trabajo.

El caso sale a la luz en un momento en el que la problemática está especialmente presente en México tras la desaparición de 12 jóvenes a la salida de un bar del centro de la capital el pasado domingo 26 de mayo. Nada se sabe todavía de su paradero, pero los familiares de las víctimas, vecinos del popular barrio de Tepito, han conseguido llamar la atención de las autoridades y los medios de comunicación, llegando a cuestionar las estadísticas de seguridad exhibidas por los gobernantes durante los últimos años. Tan solo en el sexenio de Felipe Calderón, entre 2006 y 2012, hubo en toda la República 26.000 denuncias de personas desaparecidas o ausentes.