La Casa Blanca se felicita por el arranque del debate de la reforma migratoria

El portavoz del presidente Barack Obama califica de "señal alentadora" el voto bipartidista del Senado para iniciar la legalización de 11 millones de indocumentados

El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante un acto de la campaña electoral del candidato demócrata al Senado Ed Markey, en Boston (Massachusetts).
El presidente de Estados Unidos, Barack Obama, durante un acto de la campaña electoral del candidato demócrata al Senado Ed Markey, en Boston (Massachusetts).CJ GUNTHER (EFE)

La Casa Blanca ha manifestado hoy sentirse muy satisfecha por el voto bipartidista efectuado ayer en el Senado que dio el pistoletazo de salida a la ley para la legalización de más de 11 millones de inmigrantes indocumentados. “El voto refleja lo que dijo el presidente, que la ley forjada por el Grupo de los Ocho representa un compromiso bipartidista que se atiene a los principios enunciados”, ha declarado el portavoz de la Casa Blanca, Jay Carney, a bordo del Air Force One, que llevaba a Barack Obama a Boston para hacer campaña por el candidato demócrata a ocupar el escaño dejado vacante por John Kerry.

Carney ha puntualizado, no obstante, que a pesar de que lo sucedido es “una señal alentadora”, el proceso acaba de comenzar y la meta final sigue siendo la aprobación de la reforma migratoria. “Seremos parte a cada paso del esfuerzo iniciado”, ha informado.

La Casa Blanca apoya una reforma que “fotalezca nuestra frontera, mejore la vida de la clase media y nuestros negocios y ofrezca una vía clara” hacia la eventual ciudadanía de 11 millones de indocumentados, ha indicado Carney.

En las próximas tres semanas, el Senado debatirá centenares de enmiendas para modificar el plan del Grupo de los Ocho –cuatro senadores demócratas y cuatro republicanos-, que ya fue aprobado por el Comité Judicial de la Cámara alta el pasado 21 de mayo, en una votación de 13-5, tras un debate de tres semanas en el que se incorporaron más de 130 enmiendas al texto, ahora de más de 1.000 páginas.

El martes, la Cámara Alta aprobó dos mociones clave para arrancar el histórico debate, poco después de que Barack Obama pidiera al Congreso que sacara adelante la reforma antes del final del verano. La primera medida, que requería al menos 60 votos para bloquear intentos de obstrucción de los detractores (el llamdo filibusterismo), se aprobó por una abrumadora mayoría de 82-15. La segunda, que dio paso al debate, obtuvo 84-15.

El líder de la mayoría en el Senado, Harry Reid, declaró que su pretensión es que el voto definitivo se lleve a cabo antes del 4 de julio, día de la celebración de la independencia de EEUU de la metrópoli.

Únete ahora a EL PAÍS para seguir toda la actualidad y leer sin límites
Suscríbete aquí

El presidente de la Cámara de Representantes y líder republicano en el Congreso, John Boehner, manifestó su pretensión de tener lista la reforma de la ley a finales de este año aunque consideró que la versión propuesta por el Senado “no es suficiente”. “Estoy muy preocupado por el proyecto de ley en el Senado, especialmente en lo referente a la seguridad de la frontera”, finalizó.

Sobre la firma

Desde 1998, ha contado para EL PAÍS, desde la redacción de Internacional en Madrid o sobre el terreno como enviada especial, algunos de los acontecimientos que fueron primera plana en el mundo, ya fuera la guerra de los Balcanes o la invasión norteamericana de Irak, entre otros. En la actualidad, es corresponsal en Washington.

Normas

Archivado En

Recomendaciones EL PAÍS
Recomendaciones EL PAÍS
Logo elpais

Ya no dispones de más artículos gratis este mes

Suscríbete para seguir leyendo

Descubre las promociones disponibles

Suscríbete

Ya tengo una suscripción