Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

La fiscalía dice que “una pandilla” raptó a los desaparecidos del DF

Las autoridades muestran un vídeo de los hechos y afirman que hay indicios de una “rencilla” entre bandas de Tepito

Policías junto al gimnasio donde se produjo el tiroteo.
Policías junto al gimnasio donde se produjo el tiroteo. EFE

La fiscalía de México DF ha afirmado esta noche que el rapto de un grupo de jóvenes el 26 de mayo a la salida de un after-hours fue obra de “una pandilla”, y mostró un vídeo en el que se ve a varias personas metiéndolos en coches particulares afuera de la discoteca. Las autoridades han identificado en las imágenes a ocho de los desaparecidos, pero aún no han detectado a los cuatro restantes. Tampoco ha visto que los delincuentes fuesen armados. La fiscalía sostiene que llevaron a cabo el rapto de manera “circunstancial” –y no planificada– y que no tenían una organización jerarquizada. En base a estos elementos concluye que los ejecutores no fueron una célula del crimen organizado. “No hay camionetas ni un comando armado”, dijo el fiscal Rodolfo Ríos.

El fiscal avanzó que según un testimonio de la investigación el caso podría tener con una “rencilla” entre la banda de La Unión y la banda de Los Tepis. Ambas operan en el barrio de Tepito, de donde son la mayoría de los desaparecidos. Tampoco descartan la posibilidad de que este rapto tenga que ver con el asesinato el 24 de mayo de un pequeño traficante en la discoteca Black de La Condesa, un barrio situado a menos de diez minutos en coche de la discoteca de las desapariciones, llamada After-Heavens.

Según la información aportada esta noche por las autoridades el grupo que realizó el rapto estaba compuesto por 17 personas y empleó ocho vehículos. Entre los ocho desaparecidos identificados no se encuentran Jerzy Ortiz, de 16 años, ni Said Sánchez, de 18. Durante los 12 días que se lleva especulando sobre la causa de los hechos una de las hipótesis más aireada ha sido la de que se tratase de una venganza entre bandas criminales con Ortiz y Sánchez como objetivos. Estos dos muchachos son hijos de dos antiguos delincuentes de Tepito que están en la cárcel desde hace diez años. De todos modos la fiscalía no ha dicho en ningún momento que los chicos estuviesen involucrados en el crimen ni que las desapariciones tengan que ver con la filiación de Sánchez y Ortiz.

En el vídeo que ha mostrado la fiscalía a los medios, y que antes se le enseñó a las familias de las víctimas en una reunión con el fiscal, las cabezas de todas las personas aparecen ocultas por un círculo. En la secuencia se ve llegar supuestamente a los jóvenes desaparecidos en un coche rojo y en un taxi. Posteriormente se observa cómo empiezan a llegar vehículos que aparcan delante del after y de los que se bajan varias personas que se quedan merodeando por allí, como esperando algo. Al final se ve en una secuencia rápida cómo los supuestos delincuentes meten a varias personas en su coche y se van. Este sábado se cumplen 13 días sin noticias de los desaparecidos.

Más información