Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra
ENTREVISTA

“Necesitamos a la Unión Europea para transformar a Serbia”

La vicepresidenta para Europa del Gobierno serbio sostiene que la integración europea es "la única vía para una definitiva estabilización" de los Balcanes occidentales

Suzana Grubjesic, vicepresidenta del Gobierno de Serbia, antes de la entrevista.
Suzana Grubjesic, vicepresidenta del Gobierno de Serbia, antes de la entrevista. EL PAÍS

Junto a la titánica tarea de reconciliación tras las guerras de los noventa, los Balcanes occidentales se enfrentan en la actualidad a una gravísima crisis económica. Para avanzar en ambos frentes, la región mira hacia la Unión Europea. Croacia entrará en el club el próximo 1 de julio. Serbia lo intenta con todas sus fuerzas. Tras entregar a La Haya todos los acusados por crímenes de guerra, Belgrado ha cumplido ahora también con la exigencia europea de un acuerdo de normalización de relaciones con Kosovo. El Gobierno serbio espera lograr a cambio en la cumbre de finales de junio una fecha para el inicio de las negociaciones de adhesión. Suzana Grubjesic, de 50 años, viceprimera ministra encargada de la integración europea, sostiene en una entrevista concedida en Madrid que esas negociaciones son necesarias para “transformar a Serbia” y que la integración europea es la “única vía para una definitiva estabilización” de la región.

Pregunta. ¿Está satisfecha de cómo avanza el proceso de integración de Serbia en la UE?

Respuesta. El proceso va bien. Hemos logrado un importante acuerdo de normalización de las relaciones con Kosovo. Serbia, al menos este Gobierno, no puede reconocer la independencia de Kosovo, pero sí mejorar las relaciones con Pristina, asegurar la posición de los serbios que viven en Kosovo y empezar un proceso de reconciliación con los albaneses. Nuestra esperanza es que nuestros esfuerzos sean reconocidos en las capitales europeas.

P. ¿Cree que la UE ha ejercido de auténtico mediador en vuestro diálogo con Pristina o más bien ha impuesto condiciones a Serbia?

R. Debo decir que la UE, y especialmente lady Ashton [Catherine, representante de la UE para política exterior], ha jugado un papel especialmente positivo. Fue una verdadera mediadora.

P. ¿Y los Gobiernos de los principales Estados miembros?

R. Nos han ayudado a llegar a la conclusión de que está en nuestro interés resolver la cuestión. Entendemos desde el principio que conflictos congelados no son una opción.

P. Los serbios en el norte de Kosovo se sienten traicionados por Belgrado y tienen miedo a lo que pueda venir. ¿Comprende ese sentimiento?

R. Sí, comprendo sus miedos. Es por eso que estamos haciendo un gran esfuerzo para explicar el acuerdo. Algunos líderes locales lo explican de forma diferente… Tendrán un comandante regional de policía; una comunidad de municipios; su educación y sanidad seguirán siendo financiadas por Serbia.

P. ¿Acabarán aceptando?

R. Creo que al final sí. Ahora mismo, la mayoría comprende por qué el acuerdo era necesario. Sin él, no sé qué posición y futuros tendrían los serbios de Kosovo.

P. Muchos europeos miraban con escepticismo hacia el presidente Tomislav Nikolic debido a su pasado y se han sorprendido ante sus gestos conciliatorios.

R. Necesitamos cooperación regional. Queremos buenas relaciones con los vecinos para que finalmente los Balcanes puedan convertirse en un sitio próspero. Que dejen de ser la periferia de la periferia.

P. ¿Por qué considera importante que Serbia avance hacia la UE?

R. Es importante que se nos dé una fecha para abrir las negociaciones de adhesión. Ha sido hasta ahora un largo proceso de 12 años. Necesitamos ahora este paso en adelante. Necesitamos las negociaciones para transformar a Serbia con reformas internas. Para mejorar la vigencia del estado de derecho, para fortalecer una judicatura independiente, una eficiente economía de mercado, etc. Para hacer reformas en todas las esferas. Ya estamos en esa senda pero está probado que durante las negociaciones para la adhesión a la UE el proceso de reformas mejora. Nuestra intención es que a al final del camino Serbia se transforme en una normal y moderna nación europea. Necesitamos estar en el proceso.

P. Estos días el Tribunal Penal Internacional para la antigua Yugoslavia cumple 20 años de trabajo. ¿Ha sido un trabajo equilibrado?

R. El objetivo del tribunal era hacer justicia para apoyar la reconciliación. ¿Lo logró al 100%? No. Serbia ha cumplido con sus obligaciones. 47 acusados serbios están en La Haya. En cuanto terminamos con eso, se puso sobre la mesa que teníamos que normalizar nuestras relaciones con Kosovo. La corte ha sido ligera con algunos acusados. Muy duras con los serbios

P. ¿Doble rasero?

R. Ese es el nombre del juego.

P. ¿La estabilización de los Balcanes pasa necesariamente por integración europea?

R. Sí. No hay ninguna otra opción. Si se mantiene a la región fuera de la UE, quién sabe lo que va a pasar. Por el otro lado, comprendemos que la UE no quiere importar problemas irresueltos. Tenemos que trabajar bilateralmente y regionalmente para resolver asuntos abiertos. La UE debe ayudarnos para superar nuestros problemas del pasado. No niego el papel de los serbios en las guerras de los noventa en la desintegración de Yugoslavia. Yo estaba en la oposición y combatí a Milosevic. Combatí contra los crímenes de guerra. Pero muchos años han pasado y Serbia necesita tener un futuro luminoso.