Selecciona Edición
Selecciona Edición
Tamaño letra

Bolivia promulga la ley que permite a Morales concurrir a un tercer mandato

La norma permitirá al presidente boliviano presentarse a la elección por tercera vez

El presidente de Bolivia, Evo Morales.
El presidente de Bolivia, Evo Morales. EFE

El vicepresidente boliviano, Álvaro García Linera, promulgó el lunes la ley de Aplicación Normativa, que en la práctica permite presentarse a un tercer mandato al actual presidente de Bolivia, Evo Morales. Con este movimiento, el Gobierno da por concluida cualquier polémica al respecto de una medida fuertemente contestada por la oposición. Las elecciones están previstas para finales de 2014.

Triunfante e inocultablemente feliz, García Linera levantó en alto el texto de la ley que minutos antes había firmado y promulgado ante el aplauso de decenas de autoridades y líderes de los movimientos sociales que se dieron cita en la Casa de Gobierno en La Paz. “Se acabó el debate. Vayamos a las urnas. Si los de la derecha son demócratas, que vayan a las urnas; si no son demócratas que digan: conspiremos, como lo vienen haciendo cada día”, dijo. “Igual los vamos a derrotar”, añadió. “En la conspiración los vamos a derrotar, y en las elecciones también los vamos a derrotar, porque es una decisión del pueblo mayoritario”.

Hasta ahora, el gobernante Movimiento al Socialismo (MAS) ha eliminado todo obstáculo para que Morales y su entorno puedan mantener el poder político en Bolivia, como en más de una ocasión ha dicho el propio presidente, por 50 o 500 años. Un artículo transitorio de la nueva Constitución, que establece que “los mandatos anteriores a la vigencia de esta Carta Magna se tomarán en cuenta a efectos del cómputo de los nuevos periodos de funciones”, no ha detenido los esfuerzos de sus colaboradores para alcanzar su objetivo, reconocido por un fallo del Tribunal Constitucional y por el texto aprobado en la Cámara de Diputados que acaba de ser promulgado.

La justificación oficial es que ese artículo de la Constitución es transitorio y, al crearse el nuevo Estado plurinacional de Bolivia, ha quedado invalidado. El primer mandato de Morales después de esta refundación, por tanto, es el único que cuenta. Así, puede optar a un segundo mandato, aunque en realidad sea el tercero.

García Linera, que ha sido especialmente duro con sus adversarios políticos y sindicales en sus intervenciones a lo largo del lunes, les ha instado a ir a las elecciones. “No le tengan miedo al voto, es con el voto que el pueblo aprueba quién tiene derecho a gobernar. A un candidato no se le gana serruchando el piso con artimañas de tinterillo, se gana con votos”, ha expresado en alusión a los anuncios de algunos parlamentarios de llevar su protesta a instancias internacionales por considerar que se trata de una violación de la Constitución.

El presidente Morales dedicó la jornada de ayer a entregar obras en varios pequeños municipios y, desde la semana pasada, se desenvuelve en un ambiente electoral en el que no faltan enormes pancartas que saludan la campana Evo presidente 2015 2020.

La convicción en las filas oficialistas es absoluta. No en vano preparan las bases de su plataforma con un plan de desarrollo a medio y largo plazo y, la agenda 2025 para el bicentenario de la Declaración de la Independencia y la creación de la República, que fija como metas la eliminación de la pobreza y el fortalecimiento de los indicadores económicos, ahora en plena bonanza. Su ventaja, además, es la ausencia de una oposición clara y fuerte.

Los partidos de oposición consideran que los ataques del vicepresidente reflejan la preocupación del Gobierno ante las alianzas que se tejen para presentar una única fórmula en 2014.

Morales, primer presidente indígena de Bolivia, inició su primer mandato en enero de 2006 tras ser elegido con el 53,7 % de los votos, y revalidó la presidencia en 2010 con un 64 % de apoyo en las urnas. Según el dictamen del Constitucional, el primer mandato no cuenta, al ser anterior a la refundación del país.

Sin embargo, la Carta Magna boliviana, promulgada también en 2009, recoge que el presidente y vicepresidente sólo podrán ser reelegidos consecutivamente para un segundo mandato, y que para ese cómputo contarán los gobiernos anteriores a la vigencia de la nueva Constitución.

Por este motivo, la oposición considera que el TC ha emitido un informe contrario al texto constitucional, y anunció medidas legales, entre ellas una apelación a la Organización de Estados Americanos (OEA) para que examine la situación en Bolivia.

Más información