Selecciona Edición
Conéctate
Selecciona Edición
Tamaño letra

Assange asegura que Londres sabía que su detención era un montaje

El fundador de Wikileaks desvela mensajes del espionaje británico que se refieren a su caso, durante una entrevista con Jordi Evolé

Una imagen de la entrevista de Julian Assange en 'Salvados'.
Una imagen de la entrevista de Julian Assange en 'Salvados'.

"Es definitivamente un montaje. Ha sucedido en un momento muy conveniente después de lo del Cablegate". Este es uno de los mensajes que el fundador de Wikileaks Julian Assange, refugiado en la Embajada de Ecuador en Londres desde hace casi un año, ha hecho públicos en una entrevista con Jordi Évole para el programa Salvados. Es parte de una supuesta conversación entre dos miembros de una agencia del servicio de inteligencia británico, que cuestionan la acusación de violación que pende sobre Assange en Suecia.

"Cree que se quedará en la Embajada de Ecuador entre 6 y 12 meses y que luego retirarán los cargos contra él. Pero no es así cómo funciona esto, ¿verdad?", dice uno de los agentes. "Es un tonto", responde el otro. "Sí, un tonto muy optimista", sentencia el otro. El australiano explica que se trata de información no clasificada de agosto y septiembre de 2012 a la que ha tenido acceso a través de una petición oficial al Gobierno británico, a la que Londres ha accedido. Sin embargo, los responsables de la agencia han matizado que se trata de comentarios personales que "no reflejan las políticas o las opiniones de la organización", recoge el diario The Guardian

Su conversación con Évole gira precisamente en torno a las leyes de transparencia en los distintos países. "En Estados Unidos existen esas leyes y mire los abusos que están cometiendo con ellas", asegura. Assange argumenta que el Gobierno estadounidense contrata a empresas privadas, a las que no se les aplican la ley de transparencia para que hagan "el trabajo sucio", y de esa manera "la esquivan".

Según Assange, "las organizaciones más poderosas del mundo tiene información sobre todas las actividades de los ciudadanos, porque todo eso está en Internet", y la única manera para encontrar un equilibrio es que todo ese torrente informativo que "fluye hacia arriba", empiece a fluir "hacia abajo y hacia los lados".

Así defiende la labor de Wikileaks, que lleva publicando información clasificada por los Gobiernos durante seis años. El periodista español le pregunta si no es una imprudencia revelar información que puede poner en peligro a algunas personas, a lo que Assange le responde categóricamente que "ninguna Administración, incluida de la de Estados Unidos, ha presentado ninguna reclamación de que alguna información revelada por Wikileaks haya provocado daños a ni una sola persona en ningún país del mundo".

Más tarde matiza que, en algunos casos, como por ejemplo en los que se expone a trabajadores de organizaciones humanitarias, sí se debe mantener la información oculta durante "un periodo determinado de tiempo, hasta que desaparece la amenaza para ellos". No obstante, Assange se muestra firme respecto a los resultados de su organización: "No somos infalibles, puede que algún día cometamos un error, pero en los seis años que llevamos publicando información, lo hemos hecho bien en cada caso".